Moyano reconoce ahora que hay despidos

El titular de la CGT impulsa la vuelta de la doble indemnización.



BUENOS AIRES (DyN).- El titular de la CGT, Hugo Moyano, reconoció finalmente que se están produciendo “despidos” en algunas actividades, como consecuencia de la crisis financiera mundial, y afirmó que es “bastante preocupante” la situación de los trabajadores argentinos.

En consecuencia, reclamó medidas para atemperar la situación, y sostuvo a radio Mitre que se impulsa la reinstauración de la doble indemnización y el aumento del subsidio para desempleados para equiparlo a un salario mínimo.

El titular de la CGT indicó que “en el sector bancario se están produciendo despidos y los metalúrgicos están teniendo mucha presión, con corte de horas de extra y algunos anuncios de suspensiones y despidos” y añadió que “también hay problemas con los ceramistas y con los trabajadores de la industria de la carne”.

“Estamos bastante preocupados porque hasta ahora no habíamos tenido esta situación”, remarcó Moyano, quien de todos modos subrayó que “tampoco hay que creer que estamos volviendo a los niveles de desocupación de los años anteriores”.

Consideró que “en este tipo de situaciones, hay especulación”, y afirmó que “hay empresas que a lo mejor no tienen la necesidad de tomar este tipo de decisiones, pero aprovechan este revuelo y lo hacen”.

Por lo tanto, aseguró que a través de su representante en el Congreso, el diputado Héctor Recalde, la CGT propondrá “una ley con efecto retroactivo, que aquella empresa que se compruebe que no ha tenido necesidad de despedir personal y lo ha hecho, tenga un castigo como corresponde, una doble o triple indemnización para evitar que se aproveche esta situación”.

Insistió con que pedirán “una doble indemnización o más”, y remarcó que “no es una situación alarmante, pero si esto continúa como un efecto goteo, puede agravarse”. Asimismo, consideró que “el subsidio por desempleo debería duplicarse y llevarse de los actuales 400 a 800 pesos”, aunque puntualizó que “debería equipararse con el salario mínimo, vital y móvil”, que actualmente está en 1.200 pesos. Moyano sostuvo que “es preciso sostener el mercado interno y alentar los consumos masivos” para evitar que la crisis afecte a la economía, y reclamó “no permitir la caída del poder adquisitivo de los salarios”. Al respecto, también propuso “aumentar las asignaciones familiares”.


Comentarios


Moyano reconoce ahora que hay despidos