Logo Rio Negro

Mubarak se atrinchera: “Yo o el caos”

Miles se preparan para la protesta del “día de la salida”.





AP

Los enfrentamientos en las calles volvieron a dejar al menos tres muertos y decenas de heridos. Ayer el blanco fue la prensa.

EL CAIRO (DPA/AFP) – El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, afirmó que desea dimitir pero teme que se desate el caos en el país, que vivió ayer su novena jornada de protestas y enfrentamientos que causaron otros tres muertos, en la víspera de las manifestaciones del “Día de la Salida” que insistirán en su renuncia inmediata.

El anuncio de una disposición al diálogo expresado también por el vicepresidente Omar Suleiman y el primer ministro contrastó con una creciente violencia de la represión protagonizada por partidarios del gobierno y militares, que llegó incluso a la prensa extranjera que cubre la revuelta popular sin precedentes (ver aparte).

En una entrevista con ABC, Mubarak dijo que estaba “harto de ser presidente y que le gustaría dejar el poder ahora, pero no puede, dice, por temor a que el país se hunda en el caos”. Mubarak lamentó los enfrentamientos del miércoles: “Lamenté mucho lo que sucedió ayer. No quiero que los egipcios luchen contra egipcios”.

Previamente, el nuevo primer ministro, Ahmed Shafik, pidió ayer perdón por la violencia desatada en la capital y en otras partes del país y prometió una completa investigación y castigo a los responsables, al tiempo que tendió la mano al diálogo con la oposición, incluidos los Hermanos Musulmanes, prohibidos por ley.

“Pido perdón como hombre de responsabilidades; no fui consciente de la situación y no pude predecir los incidentes”, dijo.

Pero mientras ofrecían diálogo las autoridades optaban por la mano dura, deteniendo a siete líderes del movimiento de protesta que se habían reunido con una figura estandarte de la oposición, el Nobel Mohamed El Baradei.

En la plaza Tahrir, epicentro de las protestas en El Cairo, estallaron escaramuzas entre partidarios y detractores del régimen en un momento en que ya ninguna televisión difundía imágenes de lo que ocurría en la explanada debido, probablemente, a las medidas de intimidación del poder.

A horas avanzadas de la noche, prevalecía una tensa calma. Miles de manifestantes escuchaban discursos enardecidos contra Mubarak y acampaban en tiendas o se entretenían al calor de la lumbre Los Hermanos Musulmanes, el mayor grupo de la oposición, al igual que otras figuras de la oposición, se negaron a unirse a las negociaciones hasta que dimita Mubarak. “La única solución para Mubarak es dejar el poder”, dijo el dirigente opositor egipcio Aiman Nur.

Crisis en Egipto


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Mubarak se atrinchera: “Yo o el caos”