"Mucha de la violencia que critica la han generado sus correligionarios"




En una carta publicada en este medio el sábado 21 de marzo bajo el título "Agresividad en aumento", el señor Homero Ulises Gentile desde su lugar de común ciudadano compartía su preocupación por la ascendente escalada de actitudes violentas y agresivas tanto físicas como verbales relacionadas con el conflicto Unter-gobierno.

Para el lector desprevenido, el contenido de esta carta sería a simple vista una crítica a las modalidades de protesta de hoy y una recomendación positiva a tener en cuenta en nuestras conductas cotidianas, pero quienes conocemos su trayectoria debemos advertir de que el señor Gentile tiene antecedentes públicos que difícilmente le permitan sustentar lo que ha escrito.

El señor Gentile es un afiliado y activo militante radical que con sus conductas ha avalado permanentemente las acciones del gobierno provincial, por lo cual la objetividad de sus dichos es de dudosa credibilidad. En 1999, este señor eligió renunciar al cargo de intendente municipal de Allen temeroso de enfrentar un referéndum popular al que se había llegado a través de un proceso de revocatoria de mandato iniciado por los vecinos de la ciudad. Uno de los motivos de la demanda fue la ineptitud para la función para la cual había sido elegido.

Es de público conocimiento que este traspié le significó ser apartado como un paria de la política dentro de su propio partido. Debe recordarse que por entonces había obtenido la candidatura a diputado provincial y era un hecho que asumiría oficialmente ese cargo. En esas épocas de bonanza del partido radical, llegar a la función pasaba más por un trámite administrativo que por el riesgo de una contienda electoral. A partir de allí, son conocidas las intermitentes apariciones mediáticas en las que se ha esforzado en el infructuoso intento de ser considerado por la opinión pública y sus propios correligionarios. Obviamente, la carta de lectores en cuestión compadeciéndose del gobernador y de su familia es una otra muestra de su búsqueda de reconocimiento.

Pero, además, debe saberse que en medio de esta contienda en la que las autoridades provinciales invocan una y otra vez la falta de recursos para aportar soluciones, el señor Gentile fue incorporado como asesor legal de la delegación del CPE con sede en Allen (muchos aquí recuerdan que se hacía tiempo en sus funciones como intendente municipal para estudiar Derecho en General Roca). La información acerca de esta designación se desprende de la forma en que lo ha presentado en diferentes ámbitos la titular de esa delegación, Marcela García. Es bueno recordar que esta señora, también activa militante radical, en su momento fue colaboradora del gobierno municipal de Gentile, función que tuvo que abandonar junto con el intendente por culpa de la revocatoria.

Por el protagonismo que tiene el señor Gentile en los hechos descriptos, se hace muy difícil creer que sus expresiones estén exentas de subjetividad. Tampoco creemos en su crítica hacia las modalidades de protesta y mucho menos en su propuesta de no mirar al otro como el enemigo, de comprender y respetar al otro, que puede llegar a ser en el mañana un compañero de ruta en otras búsquedas. Fundamenta todos estos deseos invocando la experiencia de estos 25 años de democracia.

El señor Gentile por alguna extraña razón debe olvidar que en estos 25 años de democracia Río Negro ha sido gobernada por la gente de su partido. Él debería entender que los males que aquejan a los rionegrinos no han sido resueltos ni siquiera minimizados a lo largo de un cuarto de siglo y que desgraciadamente mucha de la violencia que él hoy critica la han generado sus correligionarios (muchas veces con la venia de una complaciente oposición), que no han sabido o no han querido tomar determinaciones en función de mejorar la calidad de vida de la gente.

Mauricio Hidalgo, DNI 28.272.573

Mariel Speranza, DNI 17.618.295

(Siguen otras 25 firmas)

Allen


Comentarios


"Mucha de la violencia que critica la han generado sus correligionarios"