Mucho ataque, pocos goles (por ahora)

Tata Martino le devolvió al seleccionado la impronta ofensiva.



1
#

La lleva Pastore, pica Messi... una postal de Argentina atacando.

2
#

AP

Si Argentina gana la Copa América y acaba con 22 años de sequía sin títulos, será a través del fútbol ofensivo. Así lo desea el seleccionador Gerardo Martino, convencido de su idea pese a los nervios ante Colombia y al vértigo de estar ya a sólo dos pasos del objetivo. Cuando Martino fichó por el Barcelona, muchos profanos se sorprendieron de que la maquinaria de ataque azulgrana quedara en manos de un técnico que se consagró con la defensiva Paraguay. Lo que hizo con la Albirroja fue acomodarse a sus futbolistas, lo mismo que se aplica ahora con Argentina. Difícilmente haya otro equipo en el mundo que acumule más y mejores delanteros que la Albiceleste y Martino lo explota con Lionel Messi, Sergio Kun Agüero, Javier Pastore y Ángel Di María en el once. En el banco esperan Gonzalo Higuaín, Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi, que serían titulares en cualquier otra selección. Mientras su predecesor, Alejandro Sabella, optó por una aproximación más conservadora que le llevó a la final del Mundial de Brasil, Martino ha elegido el atrevimiento. De momento, Argentina ha sido el equipo que más remates intentó en la Copa América con 66 tiros y tiene un 86,32 por ciento de precisión de pases, el mayor del torneo. Como le gusta al seleccionador, Argentina domina la posesión de la pelota y es protagonista, con la única mancha del acierto ante el arco rival. Lleva además tres partidos sin recibir gol y sólo recibió los dos de Paraguay en el debut, por lo que puede presumir de equilibrio, pese a que su planteamiento ultraofensivo le hizo pasar por dificultades ante la Albirroja e incluso frente a Jamaica. “Fallamos en la definición, pero en la organización, el orden, el presionar arriba estuvimos muy bien”, destacó el viernes Martino, satisfecho con su equipo tras el partido ante Colombia en cuartos. Aunque la presión y los 22 años sin ganar un gran título –desde la Copa América de 1993– pesan, Martino defiende su fútbol y no va a calificar el torneo en función sólo de que el sábado Messi, Javier Mascherano y compañía levanten el trofeo en Santiago.

Copa América


Comentarios


Mucho ataque, pocos goles (por ahora)