Mucho para ver

Llega por fin la jornada más esperada en la tradicional celebración del norte neuquino porque serán servidos los 1.228 chivitos al asador que fueron vendidos anticipadamente y se sortearán una camioneta 4x4, viajes, una casa prefabricada, televisores y notebooks.



1
#

2
#

3
#

Juan Parada

Destrezas

y juegos criollos acapararon el interés en el campo de doma.

CHOS MALAL (ACHM).- La Fiesta Nacional del Chivito comenzó su tercera jornada con un imponente desfile gaucho del que participaron más de 200 jinetes luciendo atuendos típicos y del que formaron parte niños, jóvenes y adultos. En el predio de la fiesta no faltaron las destrezas criollas y también quienes participaron del concurso gourmet donde el chivito era la vedette.

El show de Américo fue seguido por más de 4.000 espectadores en la noche del viernes y el canto de los artistas populares se hizo sentir anoche en el escenario con la presencia del “Negrito” Riquelme, Kiko Pino y Atilio Alarcon hijo de esta tierra y cultor de un canto genuino que le supieron transmitir sus padres, campesinos crianceros cantores de cuecas y tonadas.

Ayer por la mañana la gente esperó el paso de los jinetes por distintos barrios de la ciudad, donde nada quedó librado al azar, para mostrar con orgullo bombachas de gaucho, alpargatas, botas, espuelas, ponchos, sombreros, pañuelos al cuello, lazos, rebenques, chalecos, rodilleras y todo aquello que identifica a los crianceros trashumantes.

A ellos y a su actividad en torno a la crianza del chivito, la fiesta les rinde homenaje, aunque a esta altura del año se encuentran con sus animales rumbo a las veranadas donde encontrarán durante los próximos meses las pasturas con que alimentar el ganado. (Ver recuadro)

A la llegada al predio de domas y jineteadas hubo destrezas criollas, entre ellas la carrera del dormido, la vuelta al palo, la monta del petiso y la boliada al choique.

A buen ritmo se desarrolló el concurso gourmet donde un selecto jurado, integrado por Emanuel Leiva, chef de Casa Tinta de Neuquén; Francisco Fernández chef de Zure; Tomás Linch de la Revista Brando Rumbos y el gourmet Nico Visne de la Revista Moche Polar, tenía en sus manos la decisión de consagrar al plato ganador de esta edición.

Los participantes se esmeraban por realizar el mejor plato. Estaban Pablo Della Chá y Marcelo Vignoli con hamburguesas de chivo; Nahuel Sepúlveda se encontraba cocinando un arrollado de chivo, Ciro Costa con un chivo al ñaco con guarnición de papas, Carlos Fraccaroli un curanto al hoyo de chivo y Mauricio Monsalve, pancutras gulash de chivo con crema ácida de hongos.

El jurado le otorgó el primer lugar al curanto de chivo, el segundo al gulash y el tercero para la hamburguesa de chivo.

Anoche el público disfrutaba de los espectáculos con artistas regionales. Dos artesanos, Luis Monsalve y Leonardo Torres se mostraban contentos con las ventas de vinos artesanales y eran optimistas en cuanto a las ventas de las últimas dos jornadas.

En tanto en los stands de comidas la gente se volcaba a degustar empanadas y chivitos.


Comentarios


Mucho para ver