Mudan los consultorios al nuevo hospital cipoleño

El 20 empezará el traslado al edificio de la zona norte.



CIPOLLETTI (AC).- Toda la atención de los consultorios externos del viejo hospital comenzará a prestarse en el nuevo, ubicado sobre calle Naciones Unidas, por lo que casi 700 personas por día, unas 20.000 al mes, deberán tomar las previsiones del caso para movilizarse a la flamante estructura.

Hasta ahora los consultorios siguen en el anexo del nosocomio, en el ex colegio 17, pero a partir del lunes 20 del mes en curso todos se mudarán al nuevo hospital.

La amplia superficie de dos plantas que fuera sede del 17 quedará desafectada y será devuelta al municipio.

La confirmación del cambio de funcionamiento de todos los consultorios corrió por cuenta ayer del coordinador del traslado del hospital, el médico pediatra Ernesto Lucini.

Aparte, con los consultorios irá también la totalidad del esquema administrativo. Para el caso, Dirección, Contaduría, Personal, Dirección de Atención Primaria de la Salud y las conexas.

Como otra de las novedades importantes Lucini confirmó el inicio de la obra de construcción del ala de Pediatría en el nuevo hospital, que contendrá una sala con 12 camas de internación, terapia intensiva e intermedia. Este sector fue uno de los que quedó pendiente cuando se inauguraron las nuevas instalaciones.

El traslado de los consultorios descomprimirá un área ahora hipersaturada como es la del citado anexo.

En la planta baja algunos días ni se puede transitar por la cantidad de gente que la colma a pleno.

En el nuevo hospital los pasillos y salas amplias garantizan la absorción sin complicaciones de la gran cantidad de personas -que va en aumento, según los indicadores estadísticos- que concurrirán día a día para los servicios de clínica médica, cardiología, odontología, pediatría, neonatología, obstetricia, kinesiología, oncología y otros, a lo que se le debe agregar el de vacunaciones y todo lo qu hace a la atención de las madres primerizas y la entrega de leche y alimentación supletoria.

Hasta fines de mayo, o la primera quincena de junio, quedarán en el edificio de Fernández Oro y Saenz Peña los servicios de Guardia, Internación General, Pediatría, Laboratorio, Farmacia, Cirugía y Rayos.

Una vez que llegue la aparatología necesaria para suplantar o complementar la existente, y que irá directamente al complejo de calle Naciones Unidas, comenzarán a darle forma a lo que quedará en el antiguo nosocomio, no sin antes efectuar algunas remodelaciones más de forma que de fondo.

Como se adelantó en su momento, en Fernández Oro y Saenz Peña, para que se puedan atender –en primera instancia, porque las complicaciones se derivarán de inmediato al hospital nuevo–los vecinos de la zona rural sur, de los barrios costeros y de los del este, como Puente 83 y otros, quedarán cuatro consultorios, de Ginecología, Pediatría, Clínica Médica y “Demanda Espontánea”, para el caso, referenciado a problemas generales de todo tipo, desde un dolor de cabeza hasta un golpe.

Lucini, de todos modos aclaró que lo más destacable es que en el viejo hospital se pondrá en marcha el “Instituto de Rehabilitación General”, conectado a los aspectos rehabilitatorios en afecciones de diversa índole.

También quedará allí toda el área de Salud Mental, con 10 camas de internación, y la Casa de Medio Camino, que remite a la problemática de los inimputables que hubieran cometido algún tipo de acto delictivo y que van allí derivados por la Justicia.

El edificio del nuevo hospital de Cipolletti –con una superficie de 7.265 metros cuadrados contra los 4.000 actuales– se inauguró en octubre del año pasado, días antes de las elecciones legislativas. Se sabía entonces que faltaban unos meses para que las puertas se abrieran realmente a la gente.


Comentarios


Mudan los consultorios al nuevo hospital cipoleño