Muertos y daños millonarios tras el paso de ‘Jeanne’

El huracán castigó con toda su furia a la Florida. Hay al menos 5 muertos y más de 1,5 millones de personas sin luz.



Florida contaba ayer sus muertos y recogía los destrozos causados por “Jeanne”, el cuarto huracán que azotó el estado de 17 millones de habitantes en menos de seis semanas, un hecho sin precedentes en más de un siglo en Estados Unidos. Imágenes de televisión tomadas desde helicópteros mostraron al mediodía del domingo extensas zonas con daños considerables en las edificaciones, automóviles aplastados por árboles, postes en medio de caminos inundados y más de un millón y medio de personas sin luz. Las autoridades dijeron que un hombre murió electrocutado por cables derribados por el huracán. En Miami una persona ha muerto electrocutada por un cable de alta tensión y un surfista ha desaparecido entre las olas, mientras que en los condados cercanos de Broward y Palm Beach una pareja ha perecido al caer a un canal con su todoterreno y el conductor de un camión ha fallecido cuando su vehículo ha volcado por el viento. La destrucción es enorme y extensa en todo el condado de St. Lucie, dijo Hurtado al revelar que la policía había recibido más de un centenar de llamadas de gente que dijo que perdió el techo de sus viviendas. En Cabo Cañaveral, la sede de la Agencia Espacial estadounidense (NASA), hubo daños a la estructura que alberga a los transbordadores, pero “creíamos que podía ser peor”, dijo el portavoz George Diller. El Centro se halla a unos 300 kilómetros al norte del lugar de aterrizaje de “Jeanne”. Los mayores daños parecían concentrarse en los condados de Martin, St. Lucie y Palm Beach. Precisamente por Fort Sewall, al extremo sur de la isla de Hutchinson, entró a Florida “Jeanne”, el mismo lugar por donde lo hizo el 5 de septiembre “Frances”. “Hay sólo una posibilidad en un millón de que esto ocurra y ocurrió”, dijo la meteoróloga chilena Paola Elorza. Los vientos de hasta 193 kilómetros por hora hacían de “Jeanne” un huracán categoría tres en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Posteriormente, ya con vienso de alrededor de 115 kilómetros por hora, fue degradada a la categoría de tormenta tropical. Pero ya mucho antes de la llegada del ciclón, centenares de miles de residentes habían perdido la electricidad. Quince horas después, la compañía eléctrica de la Florida calculó en 1,5 millones los hogares sin electricidad. Algunos no volverán a tener el servicio en tres semanas por lo menos. La Federal Emergency Management Agency dijo que había desplegado a todo su personal en labores de ayuda. “La movilización supera la que realizamos por los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001”, dijo su director Michael Brown. Y es que la ayuda debe llegar a personas que han sido afectadas en menos de seis semanas no sólo una o dos veces, sino hasta tres veces por los huracanes, algo que sólo había ocurrido hace 113 años en Texas, pero no en tan corto espacio de tiempo en un mismo año. El huracán “Jeanne” podría costar a las aseguradoras entre 4.000 millones y 8.000 millones de dólares, según estimaciones.


Comentarios


Muertos y daños millonarios tras el paso de ‘Jeanne’