Mujer desalojada duerme en la calle con cien perros

Dramática situación de la docente jubilada de Valentina Sur



NEUQUÉN(AN).-Luego de ser violentamente desalojada, Estela Villafañe, dueña de más de un centenar de perros con los que vivía en una chacra del barrio Valentina Sur, pasó la noche a la intemperie, porque se negó a abandonar a sus animales.

Personal de Zoonosis municipal afirmó que los animales no fueron alojados en dependencias municipales, sino que fueron llevados por “gente contratada por el propietario” del terreno.

Estela Villafañe fue docente. Está con 50 de sus “chicos” en un zanjón a veinte metros de la empresa Transener. Tenía 140. Dijo: “Perdí todo, fue terrible, me sacaron a los palos y a las patadas”. Su voz, por momentos lamentosa y por otros temible, advirtió: “Nunca me prestaron nada”.

El desalojo se produjo el lunes al mediodía. Según lo que contó un miembro de la fundación Nguenechen Ruca, Hugo Barneix, Estela lo llamó para que la acompañara. “Los lunes ella sale a buscar alimento para sus animales, cuando volvió y se encontró con la policía, me avisó, yo intenté comunicarme con autoridades, pero no había nadie”.

Ella hizo su descargo en el comando y al regresar no la dejaron entrar, le amontonaron sus cosas afuera, no le dejaron sacar ni un abrigo o frazada, fue inhumano”.

El dueño de la chacra donde estaba Villafañe es un hombre de apellido Mendoza, quien se encargó del traslado de los perros. El jefe de división de la dirección municipal de Zoonosis, Roberto Estrada, aclaró que no hay ningún perro de Villafañe allí. Explicó que hace diez días le llegó un oficio, solicitándole al área de Zoonosis su intervención.

“El personal municipal que fue a la chacra está especializado en la captura de perros, nuestra única función fue tratar de que los animales no accedan a la vía pública, la gente contratada por el propietario fue la que trajo el vehículo y los cargó”, afirmó.

Los abogados de la Defensoría del Pueblo de Neuquén asesoraron a Villafañe. “Hubo una presentación solicitando la suspensión de la medida, pero no se hizo lugar”, sostuvieron. Además, la Defensoría elaboró actuaciones pidiendo por un nuevo sitio. Desde las organizaciones civiles se manifestaron angustiados. Mariel Barraza, de la Asociación Protectora, destacó que “antes de la feria judicial de junio fuimos anoticiados del desalojo, desde entonces tratamos de buscar soluciones”.


Comentarios


Mujer desalojada duerme en la calle con cien perros