Multitud marchó en Gualeguaychú y desafió fallo de La Haya

Pidieron a Cristina que no acepte propuestas uruguayas.

#

GUALEGUAYCHÚ.- Una multitud marchó ayer hasta el puente General San Martín, en el sexto “Abrazo al río Uruguay” convocado por la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, durante el cual ratificó la continuidad de la lucha hasta el retiro de la pastera UPM (ex Botnia) y advirtió al Gobierno que el fallo de la Corte de La Haya “no soluciona el conflicto” con el vecino país.

En una proclama leída en el puente, la Asamblea exigió a la presidenta Cristina Fernández que “no acepte el control y monitoreo conjunto de la planta, resignando el camino que eligió nuestro pueblo: lograr el desmantelamiento de Botnia-UPM”.

“La responsabilizamos de las consecuencias de la negociación con el Estado uruguayo. Es inadmisible su planteo y el de (José) Mujica, de borrón y cuenta nueva”, manifestaron.

Los asambleístas destacaron que “la sentencia (de la Corte Internacional de Justicia emitida el martes último) no soluciona el conflicto” y consideró que ese dictamen “es un pensamiento retrógrado para el derecho ambiental”.

Los presidentes de ambos países se reunirán el miércoles próximo en Buenos Aires por primera vez tras conocerse el fallo.

La Asamblea exigió también al mandatario uruguayo que “pida perdón porque el Estado que conduce violó el Tratado” del río compartido y reiteró que “si saca” la pastera UPM de Fray Bentos será levantado el corte de ruta.

Al respecto, destacó que “la hermandad de los pueblos no se forja en el servilismo a las multinacionales” como la pastera finlandesa y que “no alcanzan las fotos simpáticas” para superar el conflicto, tras lo cual le recordó su postura respecto de que la pastera puede provocar un “desastre ecológico” en la re- gión.

“No le mienta a los uruguayos diciendo que el problema es el corte de la ruta 136. Arroyo Verde es nada más que la respuesta soberana de un pueblo que no tiene precio”, remarcaron dirigiéndose a Mujica.

Desde temprano miles de personas comenzaron a llegar al puente, situado a 43 kilómetros de Gualeguaychú, para participar de lo que varios organizadores consideraron “la movilización más grande” de las llevadas a cabo desde el inicio del conflicto.

El asambleísta Oscar Bargas dijo que la marcha “tuvo una convocatoria histórica” y estimó la concurrencia en unas cien mil personas, aunque personal de fuerzas de seguridad refirieron una participación muy inferior a esa cifra.

Al inicio de la multitudinaria movilización, los manifestantes cantaron los himnos nacionales de Argentina y Uruguay, y las asambleístas Susana Padín y Cecilia Alvarez leyeron la proclama.

La marcha contó con la adhesión de delegaciones de varias ciudades del país y de grupos ambientalistas del Uruguay.

A la vez, un grupo reclamó desde el río y envió a la fábrica una balsa construida con botellas plásticas, con la inscripción “Botnia ilegal”.

“A pocos días de conocido el fallo de la Corte Internacional de La Haya, sostenemos firmemente que jamás aceptaremos el control y monitoreo de la planta. Nuestra exigencia es el inmediato desmantelamiento de Botnia-UPM, porque no se puede monitorear y controlar un emprendimiento ilegal”, ratificaron.

Además, dijeron que es “inhumano y perverso que después de luchar tanto tiempo”, los “condenen a convivir con Botnia-UPM”.

(DyN/AP)

Los organizadores consideraron la movilización como “la más grande” desde que se inició el conflicto.

CONFLICTO POR LA PAPELERA


Comentarios


Multitud marchó en Gualeguaychú y desafió fallo de La Haya