Multitudinario festejo del aniversario de Cinco Saltos

Hubo cerca de 5.000 personas en el desfile. "Lo peor ha pasado", dijo el jefe municipal.



CINCO SALTOS (ACS).- Una verdadera fiesta popular se vivió ayer en el marco de los actos centrales por el 86º aniversario de Cinco Saltos. Alrededor de 5.000 personas cubrieron seis cuadras para ver pasar el desfile cívico militar donde las murgas lograron una atracción particular. El jefe comunal dio un discurso optimista.

Al cierre de esta edición a la gente le quedaba por recorrer las ferias y exposiciones artísticas y escolares, además de esperar el resultado de los concursos de murales y murgas, ver los espectáculos y conocer a la nueva reina.

El desfile fue una fiesta. Con la amenización de la banda del Ejército pasaron la Prefectura Naval Argentina, la policía de la comisaría séptima, el cuerpo activo y cadetes de los Bomberos Voluntarios, agrupaciones scout locales y de la región.

La belleza femenina estuvo a cargo de las reinas nacionales y provinciales invitadas.

Las carrozas de los jardines de infantes tuvieron la ternura de los chicos y el trabajo de padres y maestros. Participaron “Rayitos de Sol”, “Mis Pasitos” y el barrio Perón. Las escuelas primarias y secundarias estuvieron todas. Clubes, colectividades, grupos de ancianos, escuelas de baile, academias, escuelas de deporte y jinetes se sumaron a la fiesta.

Las murgas fueron cuatro este año. La escuela 188, Los Niños, dejó su mensaje de respeto a los derechos de los más pequeños. La 39, con Ritmo de Cinco Sal-tos, hizo gala de una coreografía contagiosa. La 84, con Los Califas, ganaron complicidad con cantos de contenido social y férreos percusionistas.

La magia de los zancos, los lanzallamas, muñecos gigantes, muchísimos niños y docentes lo logró la escuela 132 con “La Parrita Murguera” que se demoró en cada esquina para satisfacer a la gente.

En el palco oficial estuvieron el ministro de Coordinación de la provincia, Gustavo Martínez, autoridades municipales de la región, legisladores nacionales y provinciales, entre otros.

“Lo peor ha pasado” dijo el presidente del Concejo municipal, Carlos Bécher. Hay que desterrar la creencia de que “Indupa y la fruticultura garantizaban tener la vaca atada”, dijo.

En cambio, recordó puntualmente el esfuerzo, “a riesgo de fracaso”, de los pioneros, para instar “a tomar su ejemplo” y hacer de “la crisis de hoy una oportunidad para encontrarnos como sociedad”.

El aumento de los recursos en un 15% para el año que viene permitirá reorientar la obra pública y actividades sociales con 700.000 pesos que este año habían sido afectados a la deuda heredada. Para el corto plazo se proyecta construir un centro de transferencia de la basura, 50 cuadras de asfalto, continuar con la traza de circunvalación y mejorar los accesos a la ciudad.

La proyección del lago Pellegrini con nuevos loteos, obras municipales y otras de la provincia en la ciudad fueron calificados de signos alentadores. Las perforaciones del sector petrolero y la creación del Ente de Desarrollo regional “nos dan esperanza” dijo.

No se puede “esperar que vengan a salvarnos de afuera. Podemos conformarnos con el discurso pesimista de los que se dedican a querer hacernos aparecer como la pariente pobre de los municipios rionegrinos”.

Como una “esperanza” a lograr señaló “la amplia participación de la juventud” a través del “acompañamiento” desde el municipio para que “accedan a la tecnología informática y formando parte de las actividades comunitarias y productivas”.


Comentarios


Multitudinario festejo del aniversario de Cinco Saltos