Mamá coraje: la sacrificada lucha de Sara, la madre de Marcos Acuña

La historia de la madre de Marcos Acuña, el orgullo del pueblo zapalino que tendrá a su representante ilustre en el Mundial. Sara la peleó desde abajo y le transmitió a su hijo valores claves: sacrificio, lucha y entrega.

02 jun 2018 - 00:00

Tuvo que pelearla desde siempre. Desde que el Huevo era un nene que hacía travesuras y le gustaba correr detrás de una pelota sin saber que ahí encontraría su futuro. Enfrentó horas difíciles conteniendo a su hijo cada vez que lo rechazaban en alguna prueba. Y siempre estuvo a su lado. La historia de Sara del Prado es la de una madre luchadora, de esas capaces de dejar cualquier cosa por sus hijos.

“En estos momentos se pasan muchas cosas por la cabeza. La alegría que siento no se puede explicar con palabras. La demostración de cariño de la gente de mi pueblo, los chicos, la familia. Que mi hijo haya llegado al lugar donde está ahora es una mezcla de felicidad con orgullo por tantas cosas que pasamos juntos. Solo nosotros sabemos cuanto la peleamos”. La mamá de Marcos Acuña no esconde la satisfacción que le produce el momento que vive su hijo.

Después de algunos momentos poco felices, las buenas empezaron a llegar todas juntas. Ferro, Racing, Sporting de Lisboa, ahora el Mundial. Un camino soñado tantas veces en las frías noches de insomnio en Zapala, cuando el futuro no era más que un enorme signo de interrogación.

“Tuvimos que lucharla juntos, codo a codo. Marcos siempre fue una gran persona, buen hijo, obediente. Con una gran cuota de sacrificio, que es lo que después terminó marcando su carrera dentro del fútbol. Hoy todos los zapalinos nos sentimos identificados en él porque demostró que los sueños se pueden alcanzar si se trabaja incansablemente. Él mostró que se puede y que siempre hay un camino posible”, explicó Sara, emocionada.

Por estos días, en cada potrero de Zapala los chicos sueñan con ser como el Huevo. Ese que tienen en la figuritas del álbum que casi nunca se logra llenar, el mismo que los visita en las escuelitas de fútbol cada ves que visita la ciudad.

“No se si puedo dar un consejo pero tal vez un mensaje para la gente. Como mamá me tocaron enfrentar muchas situaciones difíciles donde nunca bajé los brazos. Siempre estuve junto a Marcos y acompañé sus sueños para llegar hasta acá. Los padres jamás deben rendirse porque todos tenemos una oportunidad. Para el chico lo mejor es tener siempre a sus seres queridos cerca. Ahí esta la clave”, soltó.

La historia del Huevo tiene ese sello inconfundible de los luchadores que saben que jamás deben renunciar al sacrificio. Quizás allí se pueda entender la convocatoria de Acuña al Mundial de Rusia. Sampaoli sabe que lleva un hombre forjado para las grandes batallas: futbolísticamente apto, moralmente invencible.

“Solo tengo palabras de agradecimiento para todos. Zapala estará en el Mundial y saber que mi hijo es el que llevara el nombre de nuestra querida ciudad, es un orgullo tremendo. Dios dirá si podrá traer la Copa pero estoy segura que va dejar la vida por la camiseta argentina”, concluyó.

“Marcos siempre fue una gran persona, buen hijo, obediente. Con una gran cuota de sacrificio, que es lo que después terminó marcando su carrera”.
Zapala

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.