Chile no extendió la militarización en el sur y llamó a los mapuches al diálogo

Boric aseguró que de igual manera se ha decidido reforzar la seguridad en la región de Los Ríos y que la posibilidad de decretar estado de excepción en esa zona será revisada todas las semanas.





El Gobierno de Chile indicó hoy que el diálogo «es el único camino que permite la convivencia pacífica», al insistir que intentará por esa vía mejorar la seguridad en el sur del país, zona de conflicto con grupos mapuches, y tras dar marcha atrás con la extensión del estado de excepción que otorga más competencias a las Fuerzas Armadas.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, defendió la decisión de no decretar estado de excepción en la región de Los Ríos y pidió tener en cuenta que se trata de «una medida excepcional». «No podemos naturalizarlo”, apuntó.

“Yo creo que si algo todos los chilenos se han dado cuenta es que los estados de excepción en sí mismos no solucionan el problema de fondo. Y acá estamos implementando un plan que se llama Buen Vivir, que justamente busca abordar las causas más profundas del conflicto”, agregó el mandatario.

No polarizar la discusión


Boric aseguró que de igual manera se ha decidido reforzar la seguridad en la región de Los Ríos y que la posibilidad de decretar estado de excepción en esa zona será revisada «todas las semanas, siempre que sea necesario, pero esto no puede ser por presiones”.

“Y ahí hago un llamado también a que con los parlamentarios actuemos en función de un interés que me imagino es común, que es avanzar hacia la solución del conflicto y no seguir polarizándolo. Acá nadie quiere violencia, no la tengamos entre nosotros”, finalizó.

Más temprano, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, dijo que el Gobierno insistirá en el camino del diálogo para la búsqueda de la convivencia en paz en el sur, en el marco de las críticas por no ampliar el estado de excepción constitucional a la región de Los Ríos.

“La arista de seguridad no es la que va a encontrar la solución al conflicto en la Macrozona Sur. El presidente lo ha dicho: conflictos de esta envergadura, de este carácter histórico, requieren de acuerdos políticos y la ministra del Interior (Izkia Siches) anunció un proceso de diálogo acompañado por las Naciones Unidas”, agregó.

Además, salió en defensa de la postura del Gobierno por las críticas que recibió tanto desde el oficialismo como de la oposición. “Estuve en Los Ríos sentado con varias autoridades políticas y parlamentarios, y la opinión mayoritaria era que había que tener mejores condiciones de seguridad sin estado de excepción”, indicó Monsalve.

El funcionario informó que en el último semestre del 2021 ocurrieron 30 hechos de violencia rural en Los Ríos, mientras que en lo que va de 2022 sucedieron 36. «No tenemos una diferencia sustancial en la magnitud de los hechos», expresó.

El conflicto en esta zona del país lleva décadas y se debe a una disputa territorial entre el Estado, algunas comunidades mapuches y empresas forestales que explotan tierras consideradas ancestrales por los pueblos originarios.

Actualmente, las Fuerzas Armadas colaboran con las policías en la región de La Araucanía y dos provincias del Biobío desde el 17 de mayo pasado, cuando Boric decretó el estado de excepción constitucional de emergencia en la zona, ratificado cada 15 días por el Congreso a solicitud del Ejecutivo.

Agencia Télam.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Chile no extendió la militarización en el sur y llamó a los mapuches al diálogo