Las cenizas de García Márquez, entre Colombia y México

El embajador José Gabriel Ortiz dijo que podrían repartirse entre ambos países.

19 abr 2014 - 00:00

Las cenizas del escritor Gabriel García Márquez, que murió el jueves en Ciudad de México a los 87 años, podrían repartirse entre México, su patria adoptiva, y Colombia, su tierra natal, dijo hoy el embajador colombiano José Gabriel Ortiz.

“En México se quedan por lo menos alguna parte, desde luego. Y pensaría que se pueden llevar otras después a Colombia”, dijo Ortiz tras visitar a la familia del escritor en su casa de la capital mexicana.

La familia de “Gabo” había anunciado el jueves por la noche que el escritor sería incinerado en privado, pero no comunicó oficialmente cuál será el destino de las cenizas.

García Márquez, que vivía desde hacía varias décadas en México, será objeto el lunes de un homenaje nacional en el Palacio de Bellas Artes, en el que participarán el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Ortiz dijo previamente a la cadena de radio colombiana RCN que Santos encabezará una delegación de la cual también formará parte la primera dama María Clemencia Rodríguez.

La ceremonia acordada con la familia es la única que está prevista. “No han querido aceptar cosas diferentes a este acto, ellos quieren estar en total intimidad durante estos días de Semana Santa, con sus familiares y con sus más cercanos amigos. Solo aceptaron el homenaje que México quiere ofrecerle a ‘Gabo’ el día lunes”, dijo el embajador.

A la casa del autor de “Cien años de soledad” llegaron hoy algunos amigos a saludar a su viuda Mercedes Barcha, así como arreglos florales y mensajes de condolencias.

Shakira, compatriota y gran amiga de García Márquez, mandó flores blancas con una cinta morada que decía: “Mi más sentido pésame, Shakira”, en tanto que un representante de la embajada de España entregó un mensaje de pésame de parte de los reyes Juan Carlos y Sofía y de los príncipes de Asturias.

En la capital mexicana viven la viuda de García Márquez y su hijo menor, Gonzalo, mientras que su hijo Rodrigo, que es cineasta, está radicado en Estados Unidos.

El periodista mexicano Jacobo Zabludovsky, amigo de la familia, comentó al salir de la casa que Mercedes Barcha, que se casó con García Márquez en 1958, “está llena de tristeza pero tranquila”.

Aracataca, el pueblo caribeño donde García Márquez nació el 6 de marzo de 1927, pidió hoy al gobierno colombiano que realice gestiones para que las cenizas del Premio Nobel sean llevadas allí.

Tener las cenizas del escritor “sería un honor para nosotros como cataqueros”, dijo el alcalde de Aracataca, Tufith Hatum, tras comentar que hará una petición formal a Santos.

Hatum dijo que en ese pueblo del departamento de Magdalena, a unos 670 kilómetros de Bogotá y al que muchos consideran como el verdadero Macondo de la obras de “Gabo”, se realizará el lunes un funeral simbólico de forma simultánea con el homenaje que se efectuará en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

La Municipalidad decretó cinco días de duelo por la muerte del Nobel de Literatura de 1982, dos días más que los establecidos a nivel nacional por el presidente Santos, quien ordenó que las banderas de Colombia sean izadas a media asta en las edificaciones públicas.

La muerte del autor de “El amor en los tiempos del cólera” conmocionó al mundo de las letras y siguió generando reacciones de pesar, entre ellas la del presidente de Cuba, Raúl Castro.

Castro escribió a la viuda de García Márquez para lamentar la muerte de quien consideró un “gran amigo, entrañable y solidario”, de acuerdo con el mensaje publicado hoy por el portal oficialista Cubadebate.

De manera oficial no se ha dado a conocer cuál fue la causa de la muerte de García Márquez, cuya salud se deterioró a partir del 31 de marzo, cuando estuvo ocho días hospitalizado por una neumonía y regresó a su casa en estado delicado para seguir bajo atención médica.

Según el diario mexicano “El Universal”, “Gabo”, que tuvo cáncer linfático en 1999, sufrió una recaída y la enfermedad volvió a aparecer en pulmones, ganglios e hígado, pero se decidió que por su edad sólo recibiera un tratamiento paliativo.

Sin embargo, la información fue desmentida tanto por el presidente Santos como por la asistente de García Márquez, Mónica Alonso. La familia del escritor no se ha pronunciado al respecto.

DPA.-

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.