MIles protestaron en Brasil para que liberen a Lula y en contra de Temer

La manifestación más grande fue en Curitiba, adonde se concentraron las siete mayores centrales sindicales de Brasil. Varios sindicalistas argentinos estuvieron presentes.

01 may 2018 - 19:09

Cientos de miles de militantes de las centrales sindicales de Brasil se movilizaron hoy en más de 25 capitales de ciudades de este país, como parte de los actos del Día del Trabajador. Esta fecha terminó volviendo una consigna para pedir la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que actualmente está preso por corrupción, y por protestar contra el presidente Michel Temer.

Pese a las muchas marchas, el foco nacional estuvo centrado en Curitiba, la capital del estado Paraná, fronterizo con Misiones y en cuya prisión Lula cumple su condena. Allí se congregaron las siete mayores centrales sindicales de Brasil para reclamar la libertad del fundador y líder del Partido de los Trabajadores (PT).

“Tres hechos unifican el 1 de mayo: la crisis económica y social que tomó el país desde el golpe de estado de 2016 contra Dilma Rousseff, la detención de Lula, un preso político, para evitar que sea candidato y gane en octubre, y la violencia estimulada por la elites económica y política”, afirmó Vagner Freitas, titular de la Central Unica de Trabajadores (CUT), la unión sindical más grande de Latinoamérica.

Curitiba parece haberse transformado en la principal voz para pedir la liberación de Lula, tras la condena a 12 años y un mes de prisión por corrupción. Pasadas las 9 unas 15 mil personas se acercaron al edificio de la Policía Federal, adonde está preso el exmandatario, para gritarle como todas las jornadas, “Buenos días presidente Lula”. El excandidato presidencial argentino, sindicalista y amigo personal de Lula, Víctor De Gennaro realizó dijo que “las injusticias motivan transformaciones y revoluciones”. “Conocí a Lula en 1994 en la Marcha Federal, el me invitó a hablar en su campaña y dije algo que repito ahora: el general José de San Martín arengaba a la tropa diciendo que el enemigo parece más grande cuando se lo mira de rodillas, pero gracias al pueblo brasileño que está de pie para pedir la libertad de Lula”, manifestó.

Otros argentinos presentes fueron uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, Guillermo Zuccotti de la secretaría de Relaciones Internacionales de esa central obrera, Hugo Godoy de ATE, y Adolfo Aguirre, de la CTA autónoma. La de hoy fue la primera vez desde el fin de la dictadura, en 1985, que las centrales sindicales brasileñas se concentraron juntas un 1 de mayo y bajo un mismo lema: “En defensa de los derechos y por Lula libre”, exigieron.

La protesta se vio opacada por el incendio y derrumbe de un edificio adonde vivían 92 familias sin techo en San Pablo. Fue en la zona central, frente a la famosa Galería del Rock y causó al menos un muerto.

Temer fue hasta el lugar en un auto blindado y no pudo llegar porque fue hostilizado e insultado por varias personas. Allí estuvo preso en 1981 por denunciar a la dictadura brasileña el Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, quien fue recordado en Curitiba.

En Río de Janeiro la mayor movilización fue la del sector petrolero. Desde este gremio denunciaron el vaciamiento de la empresa estatal Petrobras, por parte del gobierno de Temer, que anunció un plan de desinversión y venta de activos, y se reclamó también por la liberación de Lula. “Existe una conciencia cada vez mayor de que toda esa maniobra es para eliminar a Lula de la disputa de las elecciones de 2018”, dijo en Curitiba el exministro y ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad. Antes del inicio de los actos se conoció una carta de Lula desde la prisión condenando el ataque a tiros contra el acampe que reclama su liberación al acusar de apretar el gatillo a las “fuerzas que diseminan el odio en Brasil”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.