Logo Rio Negro

Muñecas firmes en la Catedral

Juan Martín Del Potro dio el gran golpe en Wimbledon. Bajó a Wawrinka en cuatro sets y demostró que está vivo. “No esperaba esta victoria”, admitió. Lucas Pouille será el próximo rival.





“Me siento vivo”. Esas tres palabras sintetizan la enorme victoria de Juan Martín Del Potro en la Catedral del tenis. Ya había dado indicios de recuperación, pero necesitaba un golpe y lo dio ayer, porque tumbó a Stanislas Wawrinka, por 3-6, 6-3, 7-6 (7-2) y 6-3, en la segunda ronda de Wimbledon.

Del Potro, exnúmero 4 pero hoy 165°, jugó en un gran nivel y recibió el aliento del público en la cancha central techada luego de tres años de ausencia.

Tras su triunfo más importante después de las tres operaciones en la muñeca izquierda en los últimos dos años, la Torre de Tandil se medirá con el francés Lucas Pouille, 32 favorito, quien venció en sets corridos al estadounidense Donald Young.

“Estoy muy feliz, es una sensación increíble en este momento”, dijo apenas concluido el partido un emocionado Del Potro, semifinalista en el All England en 2013. “No esperaba esta victoria , le gané a uno de los que está jugando mejor. Me siento vivo al jugar al tenis nuevamente”, siguió.

En su primer torneo de Grand Slam después de Australia 2014, el argentino volvió a situarse en el centro de atención con semejante victoria ante Wawrinka, ganador de dos GS, en el escenario más prestigioso en el tenis.

Tras un comienzo lento, con falta de confianza al no poder pegar con firmeza el revés a dos manos, Del Potro empezó a sentir su servicio y su derecha y, con un bajón de Stan, aceleró a tiempo para llevarse la valiosísima victoria en la Catedral tras 2:44 horas.

Al principio los latigazos de Del Potro eran inteligentemente bloqueados por Wawrinka, pero el argentino comenzó a recuperar sensaciones y a partir del segundo parcial sus envíos tenían más precisión y potencia.

De a poco, la frustración del comienzo bajó y los miedos quedaron de lado. Pese a no poder pegar el revés como quiere, su servicio y su derecha fueron letales, como en los viejos tiempos, y cambió la mano. En el tie break clave del tercer set, el suizo metió una doble falta y Del Potro pisó el acelerador para adelantarse.

“Come on, Del Potro!” y “Vamos, Juan Martín” dieron aliento al argentino, que no pisaba la “Catedral” desde hacía tres años.

El campeón del US Open 2009 respondía con miradas y gritos cómplices ante un público que lo extrañaba y llenó la pista central al no haber tenis en el resto de las canchas a causa de mal tiempo.

Esa inyección de confianza le permitió soltarse aún más. Cada derecha punzante hacía daño en Wawrinka, que no esperaba semejante consistencia en Delpo.

En el cuarto, más suelto, jugó todo a ganador. Luego de dos ocasiones desperdiciadas en el sexto juego, el quiebre llegó en el octavo. Del Potro sirvió para partido, no falló y se marchó muy ovacionado del court central.

“Me gusta el apoyo del público y poder hacer cosas por ellos también. Estuve muy feliz en la cancha”, cerró. Delpo está vivo, sus muñecas responden y el sueño de volver a darle pelea a los grandes es posible. Wawrinka ya lo vivió en carne propia.

“Después de mi tercera cirugía, esto es como mi segunda o tercera carrera en mi corta vida. Me tiemblan las manos porque me siento vivo”
Del Potro, luego de un triunfo soñado. No jugaba Wimbledon desde 2013.

“Puso mucha presión con el servicio y la derecha y mereció la victoria porque la buscó. Es muy bueno tenerlo de vuelta, es una buena persona”.
Wawrinka, rendido ante la superioridad del argentino. Se fue temprano del GS.

Números

para tener en cuenta

Datos

165
es el ranking que ocupa hoy la Torre de Tandil. Stan Wawrinka es el quinto mejor jugador del planeta.
3
Las operaciones que tuvo Delpo en su muñeca izquierda, durante los últimos dos años.
25
fueron los errores no forzados de JM, contra 43 de Stan. El suizo tuvo más tiros ganadores (47-23), mientras que Delpo sumó más puntos: 123-116.

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Muñecas firmes en la Catedral