Muñeco
de paladar

<b>Con Gallardo, River vive el renacimiento de su histórico buen juego. Mañana se prueba ante Arsenal.</b>



#

“No hay prioridades, estamos encarando las tres competencias de la mejor forma posible. Con el correr de los partidos, habrá que resolverlo. Hoy por hoy, no hay ninguna prioridad. Les damos la misma importancia”, comenzó afirmando en la conferencia de prensa brindada en Ezeiza, el entrenador de River, Marcelo Gallardo.

El Muñeco, un producto típico del alma riverplatense que vino a ocupar el lugar del histórico Ramón Díaz como DT, impulsa un renacimiento del estilo de buen juego que caracterizó al club argentino a lo largo de su historia. River es el actual líder del torneo, sitial al que llegó practicando un fútbol afín al paladar del hincha millonario. El DT hizo hincapié en una idea de juego que plasmó desde el primer partido: “Me cuesta decirle a un jugador que no ataquemos más. Cuando los partidos están resueltos, ellos saben que tienen que bajar un poquito”.

El puntero enfrentará mañana a Arsenal en Sarandí (21:30), y a pesar de la manera de jugar del equipo de Martín Palermo y las dimensiones de la cancha en el Viaducto, Gallardo “no va a cambiar” la propuesta de su equipo, de salir a atacar y jugar en campo rival.

“Veremos cómo se para Arsenal. Nos van a tratar de esperar, achicar espacios y jugar una segunda pelota. En una cancha chica como esa puede ser incómodo, pero no va a modificar en nada lo nuestro”, explicó el Muñeco.

El director técnico aseguró que el descanso de dos días que les ofreció a sus dirigidos esta semana sirvió para “bajar un poco las revoluciones” por el intenso trajín de partidos y preparar de una mejor manera el compromiso ante los de Sarandí. “Tengo un grupo de jugadores en buenas condiciones y no un once directo. Nos deja tranquilos saber que el jugador que entre, como (Germán) Pezzella, rinde y no resiente al equipo. Pero no me gusta hablar sobre nombres propios, sino sobre la consideración que tengo en cuanto a todos los jugadores”, explicó.

Por otro lado, el director técnico millonario explicó que no tendría problemas en saludarse con el cuerpo técnico de su próximo rival, integrado por tres históricos de Boca como lo son Palermo, Roberto Abbondanzieri y Rolando Schiavi. “No suelo ir a saludar a los entrenadores antes de los partidos. Me parece algo formal, pero si sale espontáneamente no tengo problemas. No tengo problemas con ninguno, nos hemos encontrado varias veces y nos hemos saludado, como así también con otros colegas con los que compartimos un campo de juego”, subrayó Gallardo en la previa al choque del domingo.

En otro orden, sostuvo que le interesa contar con Ezequiel Cirigliano pero recién se sumaría “a fin de año. Lo hablé con Enzo (Francescoli) y los dirigentes. Es un jugador que nos interesa y lo he manifestado de entrada cuando arrancamos. Se entrena con la Reserva y a fin de año evaluaremos si está en condiciones de poderse sumar. Nos gustan sus cualidades, ahora depende de él”, remarcó el entrenador.

Luego, Gallardo se pronunció con respecto a uno de los futbolistas más relegados: “Álvarez Balanta recién ahora pudo cumplir una semana completa de entrenamiento. Es uno de los jugadores de jerarquía, de calidad y se destacó como marcador central”.

Fútbol de afa

FBaires


Comentarios


Muñeco de paladar