Municipales y Costanzo sellaron un acuerdo

La retención se extendió durante 20 días, de los que se descontarán sólo cinco. Hoy se adelantarían pagos en efectivo.



VIEDMA (AV).- La paz llegó al municipio capitalino luego de casi un mes de virtual paralización de actividades como consecuencia del retraso salarial.

El intendente Gustavo Costanzo y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soyem) alcanzaron un principio de acuerdo al aceptar la representación sindical la nueva forma de pago de los salarios y a cambio de que sólo se aplicarán cinco días de descuentos salariales por el cese de actividades, que se extendió por 20 días.

El acta acuerdo se firmó en la madrugada de ayer con la intervención de la Secretaría de Trabajo luego de 11 horas de deliberaciones, dándose así por terminado el conflicto.

En ese marco, el gremio solicitó precisiones respecto de la cancelación de las bonificaciones por función que el municipio adeuda para completar agosto. El Ejecutivo reafirmó su voluntad de asignar la mayor cantidad posible de recursos al pago de salarios, estimando cancelar ese mes antes de la finalización de octubre. En este sentido se informó sobre un cronograma tentativo y factible que consiste en la posibilidad de adelantar pagos en efectivo desde hoy, cancelando el viernes 25 la totalidad de la deuda en efectivo y el jueves 31 los vales alimentarios.

En cuanto a los aguinaldos y el proporcional de bonificaciones adeudadas, Costanzo expresó que se mantiene la expectativa de incrementar en 50.000 pesos mensuales la coparticipación desde noviembre, en función de la cancelación de la última cuota de un crédito. Mencionó que se espera una transferencia de 100.000 pesos por Aporte del Tesoro Nacional (ATN) y el pago de una deuda de 500.000 pesos que mantiene la provincia en concepto de tasas. Con este dinero, el municipio se comprometió a priorizar el pago, garantizando además el vuelco de una masa salarial mensual, como lo hizo en los últimos meses.

El sindicato propuso como alternativa de cobro del saldo del segundo aguinaldo de 2001 y del proporcional de bonificaciones adeudadas, a través de un mecanismo de compensación con deuda en mora de contribuyentes del municipio. El Ejecutivo aceptó ofreciendo el pago de los rubros mencionados a través de un cambio en el sistema de tickets, lo que contó con la aprobación del Soyem.

Luego de un intenso debate que demandó casi cinco horas, y varios pausas, llegaron a una coincidencia en limitar las podas por retención de servicios a una semana hábil -sin tener en cuenta los días de octubre-, siendo descontados los días no trabajados en base al cobro de aguinaldos adeudados. Al respecto, trascendió que el gremio pugnó por que no haya ningún descuento, pero ante las innumerables alternativas que se barajaron decidió sacrificar cinco días.

Al término del encuentro, Costanzo se mostró satisfecho con el acuerdo porque "descomprime un conflicto y permite poner al municipio de pie para mantener los servicios en plenitud".

Por su parte, la titular del gremio Marta Insaurralde, lo calificó de "bueno" aunque aclaró que "lo que se acordó no es un acuerdo cerrado, sino el puntapié inicial para seguir hablando y de seguir viendo la cuestión de los sueldos pendientes.


Comentarios


Municipales y Costanzo sellaron un acuerdo