Municipios crearán normativas comunes

Quieren legislar sobre los horarios, la venta de bebidas alcohólicas y la seguridad dentro y fuera de los locales.



NEUQUEN (AN) – La problemática sobre el funcionamiento de los boliches bailables plantea similares características en toda la región y a partir de ese diagnóstico, al que arribaron tras un crudo análisis de la situación, los concejales del Alto Valle de Neuquén y Río Neuquén acordaron crear normativas comunes que permitan afrontarla con mayores posibilidades de éxito. Ayer dieron el primer paso: relevaron cuestiones como los horarios, la venta de bebidas alcohólicas, la seguridad dentro y fuera de los locales, la falta de controles y decidieron avanzar en conjunto en busca de soluciones.

No es tanto que falten ordenanzas y disposiciones que reglamenten el funcionamiento de estos negocios de diversión, sino que se cumplan las existentes. Tampoco será fácil, pero mucho menos imposible llevar a cabo los controles sobre el cumplimiento de las normativas. Estas también fueron definiciones que lanzaron ayer los ediles de nueve localidades de la zona, que espontáneamente respondieron a una convocatoria que el lunes hizo el anfitrión del encuentro, el presidente del Concejo Deliberante local, Néstor Burgos, ante una iniciativa de los concejales del Movimiento Popular Neuquino.

La primera coincidencia fue que en todos los lugares se afrontan los mismos problemas y que de poco valen las soluciones parciales. De ahí entonces que, con la cautela que la iniciativa supone, resolvieron dictar ordenanzas comunes para dar una respuesta regional a la situación. “Hay que promover leyes que luego se puedan cumplir, no tiene sentido ir en contra de la realidad. Por lo tanto, debemos ir generando las normativas en forma gradual y avanzando de a poco”, dijo el presidente del Concejo Deliberante de Allen, Luis Martos.

El punto central de la convocatoria fue debatir sobre la posibilidad de fijar horarios para el funcionamiento de los boliches de la zona. Pero una vez que se abrió el debate, ese aspecto pasó a ser uno más entre las normas de seguridad de los locales, los controles de ingreso, la existencia de negocios y quioscos que venden bebidas alcohólicas a menores, la necesidad de consensuar con organismos de aplicación de las normativas y hasta con organizaciones sociales.

Aun así, desde los concejales neuquinos surgieron propuestas para que sean debatidas por el resto. Consisten, por ejemplo, en fijar un horario de 22 ó 23 a 1 de la mañana para autorizar el ingreso de menores de 15, 16 y 17 años. En todos los casos el “techo” sería la 1 de la mañana.

Para los mayores de 18 años se habilitarían los ingresos de 1 a 6 de la mañana. Se trató sólo de una propuesta, en relación a éste y los otros puntos quedó abierta la posibilidad de que cada uno haga su propuesta.

Los concejales -hubo representantes de esta ciudad, Senillosa, Plottier, Centenario, Cinco Saltos, Cipolletti, Fernández Oro, Allen y Roca-, resolvieron volver a reunirse el 17 de este mes, nuevamente en esta capital, a partir de las 19 y durante todo el días.

En tanto, los ediles se cruzarán las normativas existentes en cada jurisdicción y harán propuestas concretas sobre cada tema. Esa información serán centralizada en el Concejo Deliberante neuquino y el día del encuentro será puesta en discusión.

“Ha sido altamente positivo este encuentro, en la medida que todos respondieron a la convocatoria y con ello se demuestra el interés para encontrar soluciones, a un problema que es común. De ahora en más se abre la posibilidad de elaborar las alternativas atendiendo a la vez las particularidades de cada ciudad”, dijo Burgos, al concluir el encuentro.


Comentarios


Municipios crearán normativas comunes