Muñoz, el juez que chocó y huyó, conducía a 95 km/h al momento del siniestro

En la audiencia de ayer se escuchó en detalle la mecánica de la colisión. Hay registros de uso del celular durante el recorrido.



#

El subcomisario Andrés Borra expuso ayer ante el jurado de enjuiciamiento el resultado de su trabajo. (Foto: yamil regules )

“El Volkswagen Bora, como mínimo, iba a una velocidad de 95 kilómetros por hora al momento del contacto”, indicó ayer el subcomisario Andrés Borra, respecto al auto que conducía el juez Marcelo Muñoz. El magistrado impactó a un Renault Sandero, al que arrojó a un canal, y continuó sin prestar asistencia. Según dijo el policía en su exposición ante el jurado de enjuiciamiento durante el recorrido Muñoz manipuló en reiteradas oportunidades su celular.

A Borra la fiscalía le encargó realizar la pericia accidentológica. Elaboró un informe en base al legajo judicial y participó de la reconstrucción del hecho que encabezó el fiscal, José Gerez, en noviembre pasado sin presencia de la defensa. Describió la mecánica del siniestro valiéndose de una animación. En el mapa señaló la cantidad de curvas y reductores de velocidad que sorteó el juez, e incluso enumeró las veces que utilizó su teléfono, de acuerdo a “una sábana” de llamadas.

“Hay una serie de mensajes de texto liberados a través del camino, desde las 18 a las 19 aproximadamente, del lugar de partida hasta el lugar del impacto”, aseguró Borra.

El perito afirmó que el VW Bora presentaba daños en su parte trasera y el Renault Sandero en la parte delantera. “Es decir que cuando cae al desagüe (el Renault) venía a muy baja velocidad”, agregó. “Se puede establecer que, como máximo, la velocidad que traía en el punto de impacto, la velocidad en el momento de la pared, como máximo era de 58 kilómetros por hora”, planteó. En cuanto al estudio de los factores de riesgo, el subcomisario descartó razones ambientales o fallas mecánicas. “Lo volcamos al factor humano, el factor humano está apuntado a quien tiene la posibilidad de evitar, en este caso sería el conductor del Volkswagen Bora, quien transitaba por detrás del conductor del vehículo Sandero”, manifestó.

La defensa de Muñoz sostiene que esa jornada sufrió un ataque isquémico transitorio. Gerez consultó a Borra sobre el comportamiento de una persona que se queda dormida o padece un episodio de salud mientras maneja. “Se toma sobre el volante y se descarga sobre el lugar que está vacío”, relató. “Prácticamente los despistes se producen del lado derecho”, subrayó.

En este caso, consideró Borra, “hay una maniobra de esquive hacia el lado izquierdo, hacia el lado contrario de avance, hacia la contramano del sentido de circulación de los vehículos.” Añadió: “hay una acción deliberada de esquive, o bien se transitaba en contramano.”

“Cuando yo le estaba tomando los datos, él me manifiesta que es juez. Por esta razón yo llamo al oficial de servicio, que es el que está a cargo”,

dijo Adrián Castillo, cabo primero de la Policía, al contar el primer contacto.

“Caminaba trastabillando”

Datos

“Cuando yo le estaba tomando los datos, él me manifiesta que es juez. Por esta razón yo llamo al oficial de servicio, que es el que está a cargo”,
Alexis Zenteno fue el único oficial de todos los que declararon que afirmó que el juez tenía aliento etílico. Indicó que intentó hacerle el test de alcoholemia y Marcelo Muñoz se negó. “Tartamudeaba, caminaba trastabillando”, contó. El cabo primero Adrián Castillo fue el primero que tomó contacto con el magistrado. Dijo que aproximadamente a las 19 le informaron que había un VW Bora que estaba obstruyendo la circulación. “Le consulto si se encontraba bien, qué le había sucedido. Él me manifestó que había tenido un accidente, a la vuelta. Me dijo: ‘Choqué con un árbol’”, relató.

Comentarios


Muñoz, el juez que chocó y huyó, conducía a 95 km/h al momento del siniestro