Murió Acebedo, único procesado por el Cedepre

Jorge Acebedo falleció en la madrugada de ayer en Roca a raíz de una afección cardíaca. Fue secretario general de la Gobernación hasta su renuncia en abril de 1998. Su alejamiento de la función pública estuvo vinculado con la causa que se inició por la presunta negociación irregular del bono previsional que emitió la provincia por 40 millones de pesos para hacer frente a la deuda con los jubilados. Era inminente la elevación a juicio oral y público del polémico expediente.




VIEDMA (AV).- El ex secretario de la Gobernación Jorge Acebedo murió ayer víctima de una dolencia cardíaca. Fue fiel colaborador del gobernador Pablo Verani hasta que en abril de 1998 renunció por su participación en una presunta operación financiera irregular que luego lo transformó en el único procesado por la Justicia.

En la mañana de ayer la Cámara del Crimen recibió un escrito en el que el abogado defensor Miguel Cardella informó sobre el fallecimiento de Acebedo. El ex funcionario participó de la operación del Cedepre -un título provincial de 40 millones que fue transferido al exterior y una empresa alemana actualmente se adjudica su tenencia- y la Justicia le imputaba varios delitos contra la administración pública, encontrándose en el trámite preliminar para fijar la fecha del juicio oral y público.

Acebedo -que falleció en la clínica Juan XXIII- acompañó al actual gobernador en el municipio de Roca y en la gestión legislativa. Al acceder al Ejecutivo provincial, Verani lo designó como secretario general de la Gobernación, equivalente hoy al ministro de Coordinación.

Con la muerte de Acebedo se extinguirá la acción penal que pesaba en su contra por la negociación presuntamente irregular del bono Cedepre.

Los jueces del Tribunal Penal de esta capital Susana Milicich de Videla, María del Carmen Vivas de Vázquez y Eduardo Giménez habían ya concedido todos los pedidos formulados por las partes en relación a la presentación de pruebas. La producción de esta prueba es el trámite final para que el Tribunal fije la fecha de audiencia oral y pública. Se estimaba que para fin de este año la causa del Cedepre, sólo en lo vinculado con Acebedo, llegara a juicio.

En ámbitos judiciales siempre se destacó la lealtad mantenida por el ex funcionario a través de su silencio respecto de la responsabilidad de "otros" presuntos involucrados en la polémica causa, cuyo peso cayó con toda la fuerza sólo sobre él.

Al ex secretario General de la Gobernación se le imputaban los delitos de "fraude en perjuicio de una administración pública bajo la modalidad de administración fraudulenta con abuso, malversación de caudales y peculado, en concurso real". Se le adjudicó la negociación presuntamente irregular del bono. En noviembre del año pasado el juez Bustamante elevó la causa a juicio, sólo en lo que concernía al ex funcionario.

A partir de ese momento la investigación continuó en otro expediente en el que se encuentran incluídos otros presuntos involucrados en la negociación de este bono que fue creado en el "96 por el gobierno rionegrino por un valor de 40 millones de pesos con el objetivo de saldar la deuda que mantenía con los jubilados provinciales.

En esa causa paralela fueron procesados Norberto Fano y la escribana mayor de Gobierno, Elena Peralta Urquiaga. Al primero se le adjudica el delito de "fraude a la Administración Pública" al no encontrarse inscripto para operar con bonos. Tampoco tenía oficina habilitada para tal fin. Además el juez le adjudicó haber sido la conexión entre Tulio Bo -principal intermediario en esta negociación cuya extradición de España se espera- y Acebedo.

La escribana María Elena Peralta Urquiaga fue procesada por el delito de "falsedad ideológica de instrumento público en concurso real con fraude a la Administración Pública". Ambos procesamientos fueron apelados.

Por su parte a Néstor Arduin, otra de las personas que fue indagada y el único que estuvo detenido en esta causa, se le dictó la falta de mérito.

La cúpula radical asistió al sepelio

ROCA (AR).- La cúpula del radicalismo en pleno acompañó ayer en esta ciudad a la familia de Jorge Acebedo en el sepelio del ex secretario general de la Gobernación.

Pasadas las 18, los restos del ex funcionario provincial y del municipio roquense ingresaron al Parque Las Fuentes, a la vera de la ruta provincial 6.

La despedida al ex secretario y amigo personal del gobernador Pablo Verani fue breve y sencilla en el cementerio privado, hasta donde llegaron unas cincuenta personas. En el trayecto del cortejo fúnebre, un grupo de vecinos se apostó en la intersección de San Juan y Gelonch para aplaudir a Acebedo.

Además de su ex esposa, sus dos hijos y otros familiares directos, el féretro fue transportado por varios miembros del gabinete provincial, legisladores y autoridades locales.

Anteriormente, decenas de allegados se habían acercado hasta la casa velatoria de la calle Villegas para expresar sus condolencias a los deudos.

Entre ellos estaban el gobernador Pablo Verani, sus ministros Daniel Sartor y José Luis Rodríguez, el presidente del bloque de la Alianza, Miguel Saiz, el presidente de la UCR rionegrina, Luis Falcó, entre otros.

También el intendente roquense, Ricardo Sarandría, que reemplazó a Acebedo en la Secretaría General de la Gobernación cuando éste tuvo que renunciar por la denuncia que lo involucraba en la sospechosa operación con el bono Cedepre.

Cabe recordar que Acebedo comenzó a sentirse mal el jueves por la mañana en su casa de Roca. Por la tarde fue trasladado hacia un sanatorio privado y horas después falleció, confirmándose que fue víctima de un infarto.

Perfil: La historia, más que la Justicia, determinará qué papel jugó

La historia, más que la Justicia, arrojará luz sobre la verdadera dimensión que tuvo Jorge Acebedo en el caso Cedepre.

Pero para eso resta tiempo. Ahora cuentan la muerte de Acebedo y los interrogantes que deja sobre su rol en aquel hecho.

Se sabe que murió en el marco de una prolongada depresión. También con su autoestima destrozada. Todo rodeado de un silencio recoleto y una elocuente disposición a encerrarse en sus cavilaciones y angustias.

Este fue el perfil más permanente que tuvo la vida de Acebedo tras su renuncia en el "98 al cargo de secretario general de la Gobernación, una consecuencia del caso Cedepre.

Quienes lo visitaron a lo largo de este tiempo siempre extrajeron la misma conclusión: Acebedo estaba entrampado en un sistema de lealtades incondicionales que lo sometía terminantemente. Una situación que siempre alentó la impresión de que Jorge Acebedo era sólo una mínima expresión en el engranaje del caso Cedepre.

Los radicales con poder que lo visitaron, en general disimulaban esa conclusión. La encerraban en un silencio de sacristía por razones que quizás estén vinculadas con la necesidad de acotar los alcances del caso.

Pero por afuera del radicalismo, quienes conocieron a Jorge Acebedo reflexionaban sobre su situación ajenos a los condicionamientos y complicidades que suele imponer el poder.

Entonces esos sectores se preguntaron a lo largo de este tiempo hasta dónde la compleja arquitectura del caso Cedepre no excedió las posibilidades personales de Acebedo de poder montarlas.

En fin, el interrogante sigue incrustado. Y quizá lo esté hasta que en sus volteretas, la historia brinde una punta y despunte el resto.

Y entonces, el rol en el caso Cedepre de este hombre de perfil muy bajo, hablar suave y amante del tango, estará situado en su verdadera dimensión.


Comentarios


Murió Acebedo, único procesado por el Cedepre