Murió asfixiado



SAN FERNANDO DE CATAMARCA (DyN).- Un bebé de un año y ocho meses falleció en medio de un incendio que destruyó la habitación en la que dormía en el departamento catamarqueño de Santa María, informaron ayer fuentes policiales. Los investigadores estimaron que el fuego comenzó por el vuelco de una vela encendida sobre un mueble del domicilio. Personal de la Policía informó que el accidente en la vivienda de la familia de apellido Cassal ocurrió alrededor de las 23:30, en la localidad de Agua Amarilla. De acuerdo a los datos brindados por la policía, la caída de una vela encendida que se encontraba sobre un mueble de la vivienda donde se encontraba el niño generó el foco del incendio, que se propagó rápidamente. El personal policial, además, afirmó que cuando socorrieron al bebé y lo trasladaron al hospital zonal comprobaron que había fallecido por asfixia.


Comentarios


Murió asfixiado