Murió atragantado



NEUQUEN (AN).- Un hombre de 52 años falleció insólitamente al atragantarse con un pedazo de carne, cuando compartía un asado con algunos amigos.

El hecho se produjo poco antes de la medianoche del martes en una vivienda del barrio Almafuerte -al oeste de Neuquén- y generó sospechas del personal del hospital Heller y de la Policía. Es que en la desesperación por atender al amigo, las personas que compartían el asado intentaron por todos los medios hacer que expulse el trozo de carne con el que se había atragantado. Por eso, cuando el hombre llegó al hospital presentaba signos de golpes en la espalda y en el pecho, y lesiones en la boca.

Fuentes consultadas comentaron que la víctima tenía, incluso, un golpe en el cráneo pero no había signos de violencia extrema o de un acto criminal. Los golpes tuvieron un solo propósito: hacer que el hombre expulse la carne que obturó la tráquea. No obstante, todos los esfuerzos fueron vanos.


Comentarios


Murió atragantado