Música, teatro y buen humor

Lito Vitale, Luis Landriscina y Graciela Dufau en Neuquén





NEUQUEN (AN).- Para ir pensando y decidiendo. Habrá espectáculos para todos los gustos en Neuquén este fin de semana.

NEUQUEN (AN).- Para ir pensando y decidiendo. Habrá espectáculos para todos los gustos en Neuquén este fin de semana.

El primero en llegar a Neuquén el viernes es Lito Vitale y su grupo, para actuar ese día y el sábado, desde las 23.30 en la globa de eventos del casino Magic.

El primero en llegar a Neuquén el viernes es Lito Vitale y su grupo, para actuar ese día y el sábado, desde las 23.30 en la globa de eventos del casino Magic.

También regresa después de largo tiempo, con el unipersonal «Los nietos nos miran» la actriz Graciela Dufau, el 30 de este mes, en la sala Conrado Villegas. La pieza se basa en «Los nietos nos miran», de Juana Rottenberg, en versión teatral de Beatriz Matar. Allí se encadenan pequeñas historias como la de Juana («Domingo con nietos»); la de Adriana («Te estoy dando una oportunidad, abuelo»); la de Claudio («Es joya mi abuelo»); la de Celia («En Bélgica se casan»); la del abuelo Enrique («Me muero de vergüenza»); la de «La Nena» («Dios está loco») y la de Dorita («Me voy a casar de blanco»). En el medio de esta concatenación de cuadros se lee una carta («Esperanza obstinada») escrita por Estela Carlotto que constituye una clave para comprender la dignificante tarea de búsqueda de aquellos que saben que sus nietos existen pero que aún no han podido conocer ni abrazar.

También regresa después de largo tiempo, con el unipersonal «Los nietos nos miran» la actriz Graciela Dufau, el 30 de este mes, en la sala Conrado Villegas. La pieza se basa en «Los nietos nos miran», de Juana Rottenberg, en versión teatral de Beatriz Matar. Allí se encadenan pequeñas historias como la de Juana («Domingo con nietos»); la de Adriana («Te estoy dando una oportunidad, abuelo»); la de Claudio («Es joya mi abuelo»); la de Celia («En Bélgica se casan»); la del abuelo Enrique («Me muero de vergüenza»); la de «La Nena» («Dios está loco») y la de Dorita («Me voy a casar de blanco»). En el medio de esta concatenación de cuadros se lee una carta («Esperanza obstinada») escrita por Estela Carlotto que constituye una clave para comprender la dignificante tarea de búsqueda de aquellos que saben que sus nietos existen pero que aún no han podido conocer ni abrazar.

Y el 5 de junio, a las 22, le toca el turno al más grande humorista y cuentista argentino, Luis Landriscina con un largo adiós. Piensa retirarse de los escenarios, pero antes efectuará la despedida recorriendo nuestro país y otros escenarios del mundo. Llega con su espectáculo «Dentrando a salir». Precisamente, desde marzo comenzó a cumplir con sus compromisos en Uruguay, España, Estados Unidos, Canadá y Australia, entre muchos otros sitios.

Y el 5 de junio, a las 22, le toca el turno al más grande humorista y cuentista argentino, Luis Landriscina con un largo adiós. Piensa retirarse de los escenarios, pero antes efectuará la despedida recorriendo nuestro país y otros escenarios del mundo. Llega con su espectáculo «Dentrando a salir». Precisamente, desde marzo comenzó a cumplir con sus compromisos en Uruguay, España, Estados Unidos, Canadá y Australia, entre muchos otros sitios.

Landriscina hará escuchar por última vez a su público un repertorio que, por suerte, está registrado en formato discográfico, como es el caso de «El humor de mi país» y «Landriscina con todos».

Landriscina hará escuchar por última vez a su público un repertorio que, por suerte, está registrado en formato discográfico, como es el caso de «El humor de mi país» y «Landriscina con todos».

Cuando se presentó en La Plata, le contó a un periodista de «El Día», que ir alejándose de la escena es igual que «un terremoto de sentimientos. Cumplo 40 años de haber llegado con la delegación del Chaco a Cosquín» y en este abrazo del «hasta siempre» este afamado hombre continuará metiéndose «siempre con nosotros los argentinos, con cosas de los chicos, con la relación matrimonial, con las ocurrencias de los animales, me gusta mucho esa suerte de fábulas pero con la picardía de lo animalitos nuestros, o sea el loro, la liebre, el zorro; y después está la relación del hombre con el animal, donde aparecen algunas convivencias que son graciosas. Y también me meto con historias de nosotros los provincianos con las venidas a Buenos Aires. Y ahí repaso historias de 40 años atrás». Saldrán todas sus historias -o muchas de tantas- los cuentos, los chistes, las narraciones frescas.

Cuando se presentó en La Plata, le contó a un periodista de «El Día», que ir alejándose de la escena es igual que «un terremoto de sentimientos. Cumplo 40 años de haber llegado con la delegación del Chaco a Cosquín» y en este abrazo del «hasta siempre» este afamado hombre continuará metiéndose «siempre con nosotros los argentinos, con cosas de los chicos, con la relación matrimonial, con las ocurrencias de los animales, me gusta mucho esa suerte de fábulas pero con la picardía de lo animalitos nuestros, o sea el loro, la liebre, el zorro; y después está la relación del hombre con el animal, donde aparecen algunas convivencias que son graciosas. Y también me meto con historias de nosotros los provincianos con las venidas a Buenos Aires. Y ahí repaso historias de 40 años atrás». Saldrán todas sus historias -o muchas de tantas- los cuentos, los chistes, las narraciones frescas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Música, teatro y buen humor