Música y videos para fanáticos de la computadora

A tono con el auge de las computadoras, cinco alumnos de la Escuela de Música de Neuquén concibieron una singular muestra donde conviven los acordes musicales con imágenes, en una miscelánea con sesgo futurista. Con un simple teclado y muchas ganas, estos jóvenes neuquinos se dieron el gusto de demostrarse a sí mismos que se pueden hacer prodigios sonoros y visuales con un presupuesto bajo y elementos casi caseros.



NEUQUEN .- En la era de los cibernautas, cinco alumnos del taller de composición con medios electroacústicos de la Escuela de Música de Neuquén concibieron una muestra de música y video con medios electrónicos que se expuso el viernes pasado a la sede de esa entidad.

Creativos, los chicos emplearon para su cóctel musical tecnología de teclados y computadoras que adaptaron con el objetivo de lograr un singular producto, en el que conviven sonidos con imágenes en pacífica armonía.

El producto logrado tiene rasgos de pop art y surealismo conjugados desde un estilo particular.

La ventaja de componer música con estos medios, para Edgardo Gómez Lacaba, Luciano Sierra, Ariel Future, Jorge Alegría y Gustavo Navarro pasa “por el hecho de que es más económica y se puede grabar en la casa de cada uno, lo cual hace que sea mucho más práctico”.

Con criterio pragmático, los chicos no dejan de ver que “con poco dinero se puede llegar a armar una banda con un solo músico y eso da la posibilidad de tener control sobre todos los instrumentos y las voces y desarrollar al máximo la capacidad del compositor”.

“Lo que ocurre es que con un único teclado se pueden crear infinidad de sonidos y es como si tocaran muchos a la vez”, se entusiasman los cinco, dejando volar la veta creativa.

Involucrados en la causa informática, los jóvenes están convencidos de que “la computadora nunca se equivoca, el hombre sí y por eso este método le da mayor perfección a la composición musical”.

En cuanto a las corrientes musicales que abarcan, el grupo desarrolla distintos estilos muy diferentes entre sí como folclore, tango, funcky, blues, música clásica y ambiental.

Como sustento cuasi filosófico del uso de un ordenador, los chicos rescatan que “usamos la computadora desde una concepción del individuo y porque te propone ser vos nada más y ver a la computadora como la metáfora del compositor”.

En tono didáctico, se apresuran a aclarar que “el video experimental pretende rescatar las influencias que vienen de los años 60, donde vos podés crear a través de la superposición de imágenes”.

“No es una narración común donde se presentan los personajes y se cuenta una historia, donde no hay que pensar nada, sólo tenés que verlo: este tipo de videos da la posibilidad de que el que lo mira pueda interpretarlo a su manera”, confiesan.

Con un estilo ecléctico donde coexisten distintas tendencias musicales, la serie de videos y música “no tiene una única lectura, sino que la idea es hacer pensar, que sea tan poco figurativo y diga tan pocas cosas que al fin termine produciendo infinidad de sensaciones en el que lo mira”.

“Todo vale, lo único que no vale es no pensar en nada cuando se escucha la música y se ve el video”, declaran sugestivos y sin disimular su satisfacción por el resultado.

La forma de lograrlo, no es una ciencia ni requiere de elementos inaccesibles para estos jóvenes de aspecto adolescente. “Es un estilo de video casero, rebuscado en la edición de las imágenes, de efectos provocados con cámara hogareña”, subrayan.

Para lograr la original muestra la edición es fundamental, según los propios realizadores, quienes no dejan de sorprenderse porque “para un video de cuatro minutos se necesitaron ocho horas de filmación”.

Como si fuera una cruzada contra la escasez de recursos, los artistas juran que los videos experimentales surgieron sin apoyo económico y todo fue hecho en casa y trascendieron como arte.

Como si describieran una ficha técnica que guardan de memoria en su cabeza, precisan que “los videos duran entre cuarto y trece minutos”.

“Se trata de bucear en todo lo que existe dentro de un compositor, descubrirlo y transmitirlo a través de la música”, sintetizan cuando intentan explicar lo que hicieron.

Ocurre que para estos chicos “se trata de una concepción distinta de la música: sugieren que está pensada desde la individualidad de cada compositor.


Comentarios


Música y videos para fanáticos de la computadora