Muy poco interés por el canje de bonos en default

En Río Negro suman 5.000 los tenedores de títulos provinciales, pero sólo 200 se presentaron para intercambiarlos por los Bogar II. El plazo para operaciones vence el 10 de agosto.



De los 5.000 poseedores de bonos de Río Negro, sólo unos 200 tenedores se presentaron para hacer efectivo el canje dispuesto por el gobierno provincial, que decidió volver a cumplir con esos compromisos financieros.

Desde el 10 de mayo, el Ministerio de Hacienda recibe los títulos -en su mayoría en default desde fines de 2001- y entrega el Bogar II, a 16 años, pero que ya está pagando cupones por intereses.

Cuando ya transcurrieron dos meses del operativo canje, apenas se presentaron entre 170 y 200 tenedores, según los registros oficiales.

Los titulares podrán presentarse hasta el 10 de agosto y totalizan más de 5.000 poseedores de bonos provinciales.

Hasta ahora, el monto canjeado ronda los 4,4 millones de pesos, que representa un 10 por ciento de los 44 millones de la totalidad de los títulos que Río Negro pretende renovar con el Bogar II.

Las operaciones realizadas arrojan un promedio de canje de 22.000 a 25.000 pesos por tenedor.

Estas renovaciones permiten finalmente a Río Negro salir de la cesación de pago de títulos provinciales.

Desde diciembre de 2001, seis bonos públicos están en default: los Río II, Bocón en pesos, Bocón en dólares y Cedepir II. En valores nominales, esos títulos superaron los 30 millones de pesos. El canje también alcanza a otros bonos, como los Río III, en sus dos series.

El secretario de Hacienda, José Luis Collinao manifestó ayer que los poseedores de bonos deben estar esperando hasta último momento para presentarse y hacer efectivo el canje, reconociendo también que entre las operaciones pendientes se encuentran las correspondientes a los grandes tenedores.

El trámite se cumple en las delegaciones de Rentas, responsable de autorizar el canje de bonos al banco depositante. La documentación también se puede bajar de la página de Internet www.rionegro.gov.ar

El formulario después se debe entregar en las oficinas de Rentas o en la Subsecretaria de Financiamiento.

Por otra parte, el secretario Collinao explicó que en el primer depósito de los Bogar II también se entrega el efectivo correspondiente a las cuotas ya vencidas d los cupones por interés.

Los Bogar II tienen un plazo de vencimiento de 16 años, a partir de diciembre de 2002, con una tasa anual fija del 2 por ciento.

Los cupones por intereses se están pagando desde el año pasado. En cambio, la amortización recién se abonará a partir de 2005, pues los títulos tienen tres años de gracia.

Hasta diciembre de 2001, Río Negro afrontaba normalmente los compromisos que devenían de sus bonos.

La profundización de la crisis derivó que el gobierno provincial suspendiera esas cancelaciones por los costos y la imposibilidad financiera. Afrontar esas obligaciones requería desembolsos de 4,9 millones de pesos (4,6 millones por capital y el resto de intereses).

Los bonos Cedepir II -por 10 millones- y Río II -casi 15 millones- conformaron los mayores volúmenes de títulos en default.

Desde aquellos días, la provincia sólo mantuvo la cancelación de los bonos que tenía garantía un Fideicomiso y pagaba directamente del Banco Patagonia: los Cedepir I y Río I, Serie 3 (AV)


Comentarios


Muy poco interés por el canje de bonos en default