Nace la bodega más austral de América

Patagonian Wines es la nueva empresa.



EL HOYO (AEB) - Una nueva bodega, que se quedó con el récord de ser la más austral al menos del continente americano, comenzará a producir en mayo vinos varietales y champán de primera calidad. "Patagonian Wines SA" tiene terminada la obra civil y en los próximos días espera la llegada de los equipos para completar el montaje de la planta.

Ubicada en una colina que domina el bello paisaje del valle de El Hoyo, la vinícola sumará a su oferta productiva el agroturismo y, más adelante, un exclusivo restaurante.

Antecedentes no le faltan a estos noveles viñedos y bodegas para convertirse en una manufactura patagónica de exportación. Abrirán con el aval de su propietario, Bernardo Carlos Wienert, dueño asimismo de la marca mendocina "Cavas de Wienert".

La instalación de la bodega ha despertado gran interés en el gobierno chubutense. Desde el ministerio de Producción trascendió que se piensa destinar cinco millones de pesos para fomentar el cultivo de vides, a través de una línea de crédito con tasa subsidiada y cinco años de gracia.

Entre cinco y seis millones de dólares van invertidos en la empresa que, a nivel local, empleará de mínima 30 operarios calificados con una estimación de 50 personas en la época de mayor actividad.

El proyecto contempla varias etapas. Las viñas, en realidad llevan de implantadas alrededor de seis años, con lo cual aun jóvenes tienen larga vida por delante en producción y sabor sutili

zado.

Apretados racimos de pinot noir, merlot, chardonnay, riesling y getraminer serán luego finos varietales o bases de espumante que, en el mercado, apuntarán a un público pudiente. No menos de 30 pesos por botella impulsarán a conocer, por una tarifa que rondará los 10 pesos, a los turistas que quieran ver un establecimiento sin igual.

Es que la otra veta, el agroturismo, se presenta como novedosa en la zona por los atractivos propuestos. El visitante ingresará al predio donde hay 22 ha de viñedos y, con una guía, recorrerá en el edificio las diferentes etapas de producción de vinos tintos y blancos. Un "wine bar" lo esperará al final en un coqueto salón calefaccionado con vista al magnífico valle montañoso, jalonado de chacras y bosque.

Para más adelante, los 600 m2 cubiertos actuales se duplicarán e incorporarán un restaurante d cocina gourmet patagónica. Acorde con el encuadramiento de "bodega boutique" que le cabe a "Patagonian Wines SA", la proyección incluye la puesta en marcha de una destilería de aguardientes de frutas finas y la elaboración de champañas por el método "champenoisse".

Al máximo de su producción, la bodega pondrá en cajas 200.000 botellas por año, aunque al comienzo la cifra será de entre 30 mil y 40 mil botellas.

El mercado estudiado es tan ecléctico como los paladares de los destinatarios.

Se venderá, en primer lugar, en la bodega; luego en la zona, en la región y al país. La exportación caerá por decantación de una demanda que ya tiene comprometida la visita de un grupo de quince australianos que llegarán en setiembre, justo antes de la inauguración oficial que será en diciembre.


Comentarios


Nace la bodega más austral de América