Nació en la URSS, se quedó sin nacionalidad y hoy Bariloche lo distinguió

Sergio Andriaszko fue distinguido en el Día del Inmigrante. Su ciudad de origen ahora es parte de Ucrania pero ni ese país ni Rusia reconocen su nacionalidad. Ahora tramita la ciudadanía argentina.



#

Sergio Andriaszko, vive en Bariloche desde 2006 pero llegó a la Argentina en 1968.(Foto: Chino Leiva )

Nació en la URSS, se quedó sin nacionalidad y hoy Bariloche lo distinguió

La historia de Sergio Andriaszko es propia de una película. Hoy con una amplia sonrisa recibió un diploma de distinción por el Día del Inmigrante y hace una semana obtuvo la precisión de que en poco tiempo tendrá pasaporte y ciudadanía argentina, tras una larga lucha de haber vivido casi toda su vida sin nacionalidad ante el desconocimiento de Rusia y Ucrania.

Sergio fue uno de los 22 inmigrantes que residen en Bariloche y que hoy fueron distinguidos por la Delegación de Migraciones en un acto que se realizó en la municipalidad donde se ambientó el espacio con las banderas de decenas de países que cuentan con algún representante en la ciudad.

A pesar de que la mayoría de los inmigrantes que viven en Bariloche llegaron desde Chile, también hay representantes de varias naciones de todo el mundo. Sergio Andriaszko es uno de ellos, quien nació en 1962 en Jerson, una ciudad de la Unión Soviética (URSS) en la costa del mar Negro que con la disolución del bloque quedó en territorio ucraniano.

“Todavía tengo el recuerdo del mar Negro”, contó Sergio a “DeBariloche” y recordó que el 27 de julio de 1968 llegó a Argentina con sus padres cuando la URSS habilitó la salida del país. “Cuando salimos era URSS después al disolverse Jerson quedó en Ucrania pero ni Ucrania ni Rusia me reconocieron la nacionalidad”, relató.

Sergio Andriaszko (derecha) junto a su amigo barilochense Sergio Lauría.
DeBariloche

En Argentina Sergio obtuvo al igresar el documento extranjero con número correlativo, se radicó con sus padres en Buenos Aires, comenzó la escuela primaria en el país y toda su vida la vivió como argentino. “Argentina me dio lo que soy, me dio educación, salud, me siento más argentino que ucraniano”, afirmó y dijo que no tiene deseos de regresar a su ciudad de origen a pesar de que ahora obtendrá el pasaporte argentino y la ciudadanía de este país, algo que costó un largo trámite que culminó en la Delegación de Migraciones de Bariloche.

“Cuando me dijeron que terminaba el trámite del pasaporte tuve muchas emociones juntas, emociones lindas de haber terminado con algo que muchas veces postergué”, afirmó.

Hasta el momento como solo tiene documento argentino para extranjeros, Sergio no pudo viajar más allá de los países limítrofes. Ahora con el pasaporte espera poder conocer otra parte del mundo.

Su desembarco en Bariloche fue hace 10 años, en 2006 se radicó en la ciudad por elección. Acá trabaja de su profesión “técnico electromecánico” y entabló una enorme amistad con Sergio Lauría y su familia, quien hoy lo acompañó al recibir la distinción en la municipalidad.

Una historia de película

La historia de Sergio Andriaszko se asimila a Víctor Navorski, el personaje que encarnó Tom Hanks en la película “La Terminal”.

Navorski es un visitante que llega al aeropuerto Nueva York desde el este de Europa, Krakozhia (un país ficticio similar a una típica ex República soviética). Debido a la guerra civil, los Estados Unidos ya no reconoce a Krakozhia como una nación soberana y le niegan la entrada, por eso el hombre que no tiene ciudadanía no puede salir del aeropuerto ni regresar a su lugar de origen.


Comentarios


Nació en la URSS, se quedó sin nacionalidad y hoy Bariloche lo distinguió