Nación contestará en 15 días a reclamos frutícolas: un sector cortó la 22

Los productores analizarán hoy los resultados.



BUENOS AIRES, ROCA y CIPOLLETTI (ABA, AR y AC) - El mandatario rionegrino, Pablo Verani, le pidió a los productores frutícolas una cuota de paciencia extra frente al momento de extrema gravedad por el que atraviesa el sector.

"Comprendo la angustia de los productores y que han tenido muchísima paciencia, pero en diez o doce días más van a obtener respuestas del gobierno nacional que no sé si gustarán o no, pero las van a tener", manifestó Verani tras el megareunión de ayer encabezada por el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo.

Mientras tanto, un reducido grupo de productores cortó una de las vías en la zona del puente que une Neuquén con Río Negro y provocó un verdadero trastorno en el tránsito, que debió arreglárselas como pudo para ir y venir por una sola mano. Hoy se reunirán las distintas cámaras en Allen para analizar las respuestas de Nación y decidirán si esperan los 15 días que reclamó la Nación para responder a sus reclamos.

En concreto, el plazo establecido por Nación para dar una contestación definitiva es de 15 días, según el siguiente cronograma: El próximo lunes se encontrarán los especialistas técnicos de las áreas involucradas, y exactamente siete días después el equipo económico de Domingo Cavallo responderá (se desconoce en qué sentido) una por una las demandas de los chacareros.

La cantidad de participantes del encuentro y su duración (se extendió por más de dos horas y media), dan una pauta de la complejidad de los temas tratados. Junto a Colombo estuvieron por parte de la administración central el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Marcelo Regúnaga y el jefe de Asesores, Guillermo Mondino; por el gobierno rionegrino acompañaron a Verani, el ministro de Economía José Luis Rodríguez y el Secretario de la Producción, Marcelo Santos. Además de legisladores provinciales, asistieron exponentes de todas las Cámaras frutícolas y hasta la provincia de Neuquén fue representada por su vicegobernador, Jorge Sapag y su ministro de Gobierno Jorge Gorosito.

"No hay más tiempo"

Con las protestas en ciernes y cansado por sus reiteradas gestiones ante funcionarios nacionales, Verani no anduvo con rodeos: "Hemos dicho que no hay más tiempo para el "tomala voz, dámela a mi", esperamos una respuesta final para que pueda subsistir la actividad que está en peligro", apuntó.

El margen de espera -puntualizó Verani-, se extenderá hasta dentro de dos lunes cuando Nación decida qué medidas va a tomar.

El titular del Ejecutivo rionegrino priorizó la situación de algunas de las franjas involucradas: "El gobierno habló de pequeña y mediana producción -más concretamente de ayuda directa al productor- y no de un subsidio generalizado a la producción", deslizó cuando un periodista le planteó el reclamo de CAFI de un reintegro por kilo de fruta.

¿Por qué la gente puede tener esperanzas después de tantos anuncios postergados del pasado?, preguntó "Río Negro".

"Ahora se va a contar con un procedimiento de más ejecutividad: la provincia, la Nación, la Federación de Productores y el sector empaque van a tener sus representantes, para no hacer esas mesas que terminan en nada", señaló Verani.

Este último no descartó que se declare al rubro frutícola en "emergencia", lo que traería aparejadas algunas medidas excepcionales, como cierta flexibilidad impositiva o en el pago de las deudas que afrontan los chacareros.

Según un observador, Verani aseguró que todos los beneficios se verán compensados en el precio final de la fruta.

El titular de la Federación de Productores, Luis Mesquín, destacó la importancia de todos los reclamos porque "si no se atiende a la coyuntura no habrá próxima cosecha, pero si se descuida el mediano plazo el año que viene se pedirá nuevamente ayuda".

Mesquín se mostró confiado en el encuentro previsto para el lunes próximo a las cinco de la tarde en la Secretaría de Agricultura, y rescató que Nación anticipó ayer que varias medidas de mediano plazo se podrán poner en marcha, aunque no detalló cuales.

Sin embargo, reconoció que hay diferencias en algunas cuestiones que todavía a Nación no le cierran, pero que para el sector son "esenciales".

las medidas que reclama la fruticultura. Sin embargo, hay dos que ya tomaron estado público y que fueron consideradas positivas, aunque insuficientes por los exportadores.

• La homogeneización de los reintegros a la exportación frutícola, que permite que todas las variedades de manzanas y peras reciban igual retorno (8,1%), permitirá inyectarle a la región algo más de un millón de pesos anuales. Ayer, distintos analistas consideraron que no había razones para mantener en vigencia la norma, porque en realidad no es un premio al exportador sino una devolución impositiva y no es correcto diferenciar variedades.

•El arancel para la fruta importada fue otra de las medidas. Establece que pagarán un 25 por ciento las especies frutícolas y hortícolas que vengan de extrazona. Si bien la intención es ponerle freno al ingreso al país de manzanas y peras, empresarios la relativizaron porque temen que sigan ingresando en condiciones de dumping.

Las demandas más urgentes

A pesar del hermetismo, "Río Negro" pudo averiguar que de todas las demandas realizadas por los productores las más urgentes fueron la declaración de emergencia y un aporte no reintegrable para el sector.

También se solicitaron medidas como la refinanciación de créditos con el Banco Nación, regularización con la AFIP y subsidios en compensación de los bajos precios.

Si bien se negaron a difundirlas, se supo que Nación hizo algunos adelantos de medidas de mediano plazo que se pondrían en marcha de inmediato.

Lo que quedó en claro es que no se sumarán más reclamos y que las respuestas del gobierno nacional se ajustarán a las demandas contenidas en la carpeta que se entregó días atrás. Esto se aclaró porque los últimos días surgieron nuevos pedidos.


Comentarios


Nación contestará en 15 días a reclamos frutícolas: un sector cortó la 22