Nación intervino en un conflicto

Satisfacción del titular del gremio, Guillermo Pereyra

NEUQUÉN (AN).- El gobierno nacional resolvió ayer tomar cartas en el conflicto que generó en el sector petrolero la muerte de un operario en esta provincia y anunció que altos funcionarios participarán de la reunión de partes prevista para el próximo martes. El anuncio fue analizado ayer como un gesto más que positivo por parte del titular del gremio de los Petroleros de la región , Guillermo Pereyra, quien días atrás se mostró disconforme con la falta de respuestas obtenidas en la primera reunión del sector a la que se arribó luego de un paro por 24 horas. “El ministro de Planificación Julio De Vido me informó que él y el secretario de Trabajo de la Nación van a formar parte de la próxima reunión que no va a hacerse acá sino en Buenos Aires”, detalló Pereyra y agregó que “esto le da un nivel a la reunión que nos da tranquilidad porque creemos que vamos a obtener buenos resultados”. Las medidas de fuerza del gremio, que se sintieron con fuerza en esta provincia, apuntan a que desde las empresas se mejoren las condiciones de seguridad de sus trabajadores, comenzando por el estado de los caminos que llevan a los yacimientos. “El martes la reunión fue mala, fue prácticamente un monólogo, porque desde las empresas sólo se nos escuchó”, detalló Pereyra en diálogo con “Río Negro”. Y agregó que “es positivo que Nación haya intercedido y nos da la pauta de que esto en el corto plazo se va a resolver a nuestro favor”. No obstante, el dirigente advirtió que hasta el momento en el que se realice el nuevo encuentro “todos los trabajadores van a continuar con las medidas de presión que venimos realizando y que incluyen el estado de alerta y la realización de asambleas”.


Comentarios


Nación intervino en un conflicto