Nación y Macri ahora chocan por la custodia de edificios públicos

La Capital dice que es delito y prepara acciones legales.





BUENOS AIRES (DyN) – La ministra de Seguridad, Nilda Garré, confirmó ayer que la Policía Federal Argentina dejará de custodiar edificios públicos dependientes del gobierno porteño, mientras que la administración de Mauricio Macri prepara “acciones judiciales” para revertir esa decisión. Fuentes policiales detallaron a la agencia DyN que la medida pone fin a la presencia permanente de los agentes de la Federal en lugares públicos como hospitales, parques, plazas, escuelas, CGP y el Teatro Colón, por ejemplo. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió que Garré “incurre en un delito” al quitar esa custodia y reconoció que “estamos pensando en iniciar acciones legales” contra el gobierno nacional. Garré explicó que el principal objetivo de su directiva es “juntar a la mayor cantidad de personal para que cumplan las tareas esenciales en la prevención del delito”, dedicando ese personal a “comisarías y patrullaje”. Fuentes policiales consultadas aclararon que los operativos de custodia sólo se mantendrán en las instalaciones de cuatro organismos del gobierno porteño: el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, el Consejo de la Magistratura porteño, la Legislatura porteña y el Banco Ciudad. Señalaron también que la medida no afectará los controles que policías realizan en restaurantes y demás comercios, donde los uniformados realizan horas “adicionales” que cubren los dueños de los locales. Rodríguez Larreta consideró que la ministra de Seguridad de la Nación “incurre en un delito” al no cumplir con la ley 24.588 que “dice textualmente en su artículo número 7 que ‘el gobierno nacional seguirá ejerciendo, en la ciudad de Buenos Aires, su competencia en materia de seguridad y protección de las personas y bienes’”. Al respecto, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, confirmó que podría iniciar una querella a Garré por quitar la vigilancia policial en edificios que dependen del gobierno macrista. Precisó que analiza “la vía judicial, querellando a la ministra Garré por incumplimiento de los deberes de funcionario, la vía política insistiendo con el traspaso de la Policía Federal a la órbita del Gobierno de la Ciudad y la operativa, a través de la contratación de seguridad privada”. “Con la decisión de retirar a la Policía Federal el gobierno nacional no está perjudicando al gobierno de Mauricio Macri, sino que está poniendo en riesgo la seguridad de todos los porteños”, lamentó el jefe de Gabinete porteño. Por su parte, el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, expresó que “francamente no entiendo esta tesitura” y estimó que buscarán la alternativa de la seguridad privada para cubrir los “1.200 adicionales” en edificios porteños que cubría la Policía Federal. Las autoridades del Ministerio de Educación porteño expresaron su preocupación por la decisión del gobierno nacional y alertaron que la medida pone en riesgo la seguridad de los alumnos de la Capital. En ese sentido, allegados de la cartera porteña describieron como “vergonzosa” la decisión de un Gobierno que se proclama defensor de la educación pública, de dejar sin protección a todas las escuelas de la Ciudad en medio de la ola de inseguridad.

La seguridad en escuelas, por ejemplo, queda en duda.

DyN


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Nación y Macri ahora chocan por la custodia de edificios públicos