Nada cambió en los juzgados de Villa Regina

El reclamo permanente es contar con mayor cantidad de personal en los dos que tiene la ciudad. El del fuero penal sufre mayores complicaciones al estar de turno permanente.



#

El Juzgado Penal 20 de Regina es el único para estas causas en la ciudad. Su titular está de licencia por estrés.

JUSTICIA

VILLA REGINA (AVR).- Pese a las reiteradas promesas, nada cambió en los juzgados de Villa Regina desde el 2004, cuando se puso en marcha al Juzgado de Instrucción Penal Nº 20, que en aquel entonces también cubría el fuero de Familia y Sucesiones. Falta de personal, no contar con un edificio propio, un solo juez en cada uno de los juzgados y un solo secretario en cada uno de ellos para cubrir el cúmulo de causas, es el reclamo repetido desde su apertura hasta la fecha.

En las últimas semanas la preocupación llegó a los abogados de Villa Regina que a través del colegio que los nuclea plantearon la situación al intendente Luis Albrieu, y este a su vez trasladó la inquietud a integrantes del Superior Tribunal de Justicia.

El reclamo es para que se garantice el adecuado servicio de justicia en la localidad, donde desde hace un mes la titular del Juzgado Nº 21 en materia Civil, Comercial, Minería, Familia y Sucesiones, Paola Santarelli, no solamente tiene que atender las causas que se tramitan en este, sino además debe subrogar el Juzgado de Instrucción Penal N° 20, debido a que el titular de este último, Federico Dalsasso, se encuentra de licencia por stress laboral.

La jueza Margarita Carrasco, de instrucción en Roca, subrogará en ese juzgado.

“Los juzgados no pueden seguir funcionando de esta manera”, fue el reclamo que elevaron desde el Colegio de Abogados al intendente reginense, y pidieron que el Poder Judicial cumpla con los compromisos incumplidos hasta el momento como el dotar a los juzgados de la cantidad de personal necesario, contar con dos secretarios por cada uno de ellos, poner en marcha el juzgado de Familia y Sucesiones creado por la ley 4.859, que permitiría desdoblar las funciones del Juzgado Nº 21, y concretar la construcción del edificio que ya fue proyectado, para el cual el municipio cedió terrenos, pero del cual hasta el momento no se movió ni un centímetro de tierra.

La compleja situación que atraviesan los juzgados de Villa Regina no es nueva, sino que desde su creación que se viene repitiendo, y ante reclamos como los planteados, desde el Superior Tribunal de Justicia surgen compromisos de dotar de personal, secretarios y elementos necesarios para el funcionamiento, pero nada de ello ocurre.

Una de las mayores complicaciones se registra sobre todo en el juzgado Penal, que al ser único tiene que estar de turno los 365 días del año, sin posibilidad de feria ni de subrogación. Únicamente una licencia médica permite posibilidad de descanso al titular del juzgado, pero a su vez sobrecarga al titular del segundo juzgado asentado en Villa Regina.

La crítica situación también había sido planteada en octubre por el juez Federico Dalsasso en una nota elevada al presidente de la Superintendencia Penal, donde planteaba la necesidad de que se incorpore al Juzgado de Instrucción Penal Nº 20 de Villa Regina en el sistema de turnos de los juzgados del mismo fuero de General Roca.

“Al menos los fines de semana con el objeto de poder descansar y poder salir de la jurisdicción, cuestión que no permite fundamentalmente tener una jornada limitada de trabajo para descansar física y psicológicamente, fomentar lazos familiares, vínculos con amistades y actividades recreativas, en virtud que hace diez años que me encuentro en turno permanente en Villa Regina”, apuntó en su nota Dalsasso, que desde 2004 es funcionario de este juzgado.

Agregó que “solicité a mi par Paola Santarelli, con quien tengo excelente relación, la posibilidad de que me cubra los fines de semana, manifestándose por la negativa, expresando que ello era una cuestión ateniente a la Superintendencia General”.


Comentarios


Nada cambió en los juzgados de Villa Regina