Nada de castellano por un día

Una experiencia de convivencia e intercambio que se realizó en Roca para afianzar los conocimientos en inglés. Durante24 horas, estudiantes ingleses y norteamericanos se relacionaron con alumnos locales en un ejercicio particular.



ROCA .- A través de una experiencia innovadora, que consiste en permanecer y convivir en una estancia con nativos estadounidenses, ingleses e irlandeses sin hablar una sola palabra de castellano, los estudiantes de inglés de distintos institutos de la región pudieron desarrollar y consolidar sus conocimientos del habla extranjera.

Se trata de los programas de intercambio cultural destinados a las personas que estudian inglés y aún no pueden vencer el miedo de comunicarse fluidamente en esa lengua o desean afianzar sus conocimientos contextuales del idioma.

A través de las Colonias de Inmersión al Idioma, un grupo que trabaja hace 11 años en el intercambio cultural, cinco estudiantes universitarios de países de habla inglesa se instalaron en Argentina para coordinar los encuentros que se realizan con los alumnos de los institutos.

El objetivo es simular la estadía en un país de habla inglesa y a través de la comunicación en ese idioma lograr vencer las trabas que impiden a las personas obtener una comunicación directa y fluída con un nativo en el caso de permanecer en un lugar en el que se hable inglés.

La mayoría de los encuentros que se desarrollan en Argentina tienen una duración de 3 ó 4 días, aunque los realizados en Roca la semana pasada fueron sólo de 24 horas.

Los Counsellors (asi se llaman los extranjeros que coordinan las actividades) que llegaron en esta oportunidad al país, son dos estudiantes nortemericanos, dos irlandeses y un inglés. Cada temporada se renueva el staff, que está conformado por estudiantes universitarios especialmente preparados para representar a su país en los intercambios culturales.

Una de las particularidades que tienen las actividades organizadas por Colonias de Inmersión al Idioma es la exigencia para que los participantes no hablen nada de inglés durante la permanencia en la estancia.

La única manera en la que pueden comunicarse en castellano es a través de una visita al espacio determinado en el terreno para "el consulado argentino".

En caso de hacerlo fuera de este espacio, el participante corre el riesgo de ser juzgado por un tribunal, de la misma manera que en un país de habla inglesa.

La organizadora de los encuentros con la gente de las Colonias de Inmersión al Idioma es la profesora Shorty Cowper de Roca. Entre miércoles y jueves hubo una actividad con los chicos del Colegio Santa María del Valle en el club del personal del diaro "Río Negro". El fin de semana ocurrió lo mismo con un grupo de adultos en el quincho del club del Banco Provincia.

Fernando Carro, uno de los encargados de organizar las visitas del grupo extranjero por todo el país, señaló que "durante los últimos 20 años, los investigadores han descubierto algunos ingredientes críticos en el aprendizaje del idioma. Han visto que el aprendizaje más adecuado es aquel donde el idioma es utilizado naturalmente para la comunicación".

Agregó que "aunque algunos aspectos requieren aprendizaje consciente, la adquisición de la base del idioma se logra óptimamente en un contacto en el que el aprendiz se concentra en expresar y entender las ideas en el nuevo idioma".

La misma actividad que se realiza en Argentina ocurre en otros países como Estados Unidos, donde también se organizan colonias de inmersión al idioma castellano.

La cantidad de personas que participó fue alrededor de 35 por grupo. Cada chico extranjero tuvo a su cargo siete participantes, con los que mantuvieron extensas conversaciones y actividades que favorecieron el desarrollo del habla inglesa.


Comentarios


Nada de castellano por un día