Nada detiene la fiebre expropiadora de Chávez

Ordenó declarar de utilidad pública edificios céntricos.



#

El mandatario venezolano enfrenta una difícil situación por las protestas en su contra.

CARACAS.- El mandatario venezolano, Hugo Chávez, ordenó ayer la expropiación de varios edificios en el centro histórico de Caracas, durante su programa semanal de radio y televisión “Aló, Presidente”. “¿Qué es aquel edificio?”, preguntó Chávez al equipo de gobierno que le acompañaba en la Plaza Bolívar de Caracas. “Un edificio privado de una joyería”, recibió como respuesta. Inmediatamente, el mandatario vociferó: “¡Exprópiese!”. “¿Y ese otro de qué es? (...) Me decían que ahí vivió (el libertador Simón) Bolívar recién casado. ¡Exprópiese!”, continuó Chávez. “Tenemos que convertir esto en un gran centro histórico”, concluyó. Antes de que finalizara su programa dominical, Jorge Rodríguez, alcalde del municipio caraqueño de Libertador, donde se encuentran las edificaciones, confirmó que hoy los cuatro edificios señalados por el presidente serán declarados de “utilidad pública”. “Y el martes ya debemos estar expropiándolos”, agregó Rodríguez. El mandatario venezolano incluso propuso que en uno de los edificios afectados por la medida se construya un “museo nacional bolivariano”. Tras ordenar las expropiaciones, Chávez, que desde 2007 lleva a cabo una intensa campaña de nacionalizaciones de sectores estratégicos, garantizó sin embargo a los venezolanos la propiedad privada familiar. “Estamos potenciando la pequeña propiedad familiar, el proyecto socialista venezolano no excluye esa propiedad, que es propiedad privada”, dijo. “Es el capitalismo el que te expropia, el capitalismo es el que expropia al pueblo, a la unidad familiar: tu pequeño terreno, tu vivienda, nada de eso te pertenece en el capitalismo”, consideró. La decisión conocida ayer se da en el marco de una importante serie de protestas opositoras, principalmente encabezadas por los estudiantes, que rechazan su medidas autoritarias. En este sentido, ayer se supo que el mandatario sugirió aprobar una ley para sancionar a aquellos diputados que luego de ser elegidos por un partido cambien de bancada, citando como ejemplo a varios legisladores que fueron sus aliados, pero luego engrosaron las filas de la oposición. “En algunos países hay sanciones, no sólo morales, sino también políticas, es decir, si a mí me elige el pueblo, el partido o una alianza de partidos de izquierda como diputado (...) Después yo llego allí a la Asamblea Nacional (Congreso) y hago un negocio y me pagan no sé cuánto, y me vendo, y me brinco la talanquera (cerca). En algunos países, repito, eso es sancionado por una ley especial, revisen eso”, exhortó Chávez ante un grupo de diputados. Durante su programa de televisión dominical, el mandatario fustigó a un grupo de diputados “traidores” que luego de ser elegidos por la alianza parlamentaria oficialista decidieron pasarse a la oposición por diferencias políticas.


Comentarios


Nada detiene la fiebre expropiadora de Chávez