Nada detiene los incendios en California 30-10-03

LOS ANGELES (AFP)- Los vientos cálidos ceden y dan lugar a un clima más fresco y húmedo, pero nada parece detener los incendios más mortíferos de la historia de California, que ayer dejaron más de 2.000 hogares destruidos y ya han consumido 246.400 hectáreas. Al menos 18 personas fallecieron, 16 en el sur de California y las otras dos en México, en los devastadores incendios que se extienden desde los suburbios de Los Angeles al norte hasta la frontera con México y se iniciaron el 21 de octubre.

Más de 100.000 personas fueron forzadas a evacuar sus hogares debido a las llamas, informaron las autoridades. Si bien los vientos calientes y secos de "Santa Ana" cedieron ayer dando lugar a una brisa fresca y húmeda, los funcionarios del departamento de meteorología advirtieron que nuevos vientos erráticos pueden extender y provocar nuevos in

cendios en otras zonas del estado.

Antenoche decenas de miles de hectáreas fueron arrasadas por los incendios lo que llevó a 246.400 hectáreas ya arrasadas contra 217.200 la víspera, informó Andrea Tuttle, la directora del Departamento de Protección de Bosques y Prevención de Incendios.

"Un área tan grande como (el estado de) Rhode Island, casi la mitad de Delaware, está en llamas o ya convertida en cenizas", dijo Tuttle en conferencia de prensa a los periodistas. Más de 12.000 incansables bomberos ayudados por 121 aviones, entre los que se incluyen 51 helicópteros, trabajan contrarreloj para contener el fuego, dijo la Oficina del Emergencia del Gobernador.

Los incendios avanzan a velocidad vertiginosa en la ciudad de San Diego, al sur de California, donde 129.600 hectáreas están ardiendo y nada parece controlar los incendios de la zona.

"El tiempo está muy caluroso y ventoso. El mismo incendio genera viento que ayuda a la expansión del incendio", dijo Audrey Hegan del departamento de Forestación.

En el condado de San Bernardino, 80 km al este de Los Angeles, unas 40.000 hectáreas fueron consumidas por las llamas, y el fuego amenaza con avanzar hacia los populares zonas turísticas montañosas de Big Bear y Lake Arrowhead.

Unas 50.000 personas fueran evacuadas de este condado el martes, debido a el implacable fuego que avanza alimentándose de árboles muertos, como consecuencia de la sequía y de una reciente invasión de escarabajos en la zona.


Comentarios


Nada detiene los incendios en California 30-10-03