Nadal y Federer, un clásico que se renueva en Wimbledon

Rafa y Roger se medirán mañana en una de de las semifinales. En la otra, Djokovic con Bautista Agut.



Rafael Nadal y Roger Federer volverán a encontrarse mañana en uno de los grandes, como sucedió hace un mes en Roland Garros y de nuevo en semifinales. Después del polvo de ladrillo llegó el césped. Será el partido 40 entre dos de los más grandes tenistas de todos los tiempos.

Será la cuarta vez que se medirán en el All England Club, en la catedral del tenis. Lejos quedaron las tres finales en fila entre 2006 y 2008.

Las dos primeras finales las ganó Roger y la tercero quedó para Rafa, en lo que se considera el enfrentamiento más importante por el título.

Nadal, con 18 títulos en los grandes, aventaja a Federer, con 20, en el historial, con 24 victorias contra 15.

El suizo abrochó cinco victorias frente a Nadal hasta que se enfrentaron en junio último en Roland Garros, donde ganó Rafa, quien después conquistó el título.

“Estoy feliz de volver a jugar con Federer en Wimbledon después de tanto tiempo. Era difícil imaginar que volvería a darse”.

Rafael Nadal, en la previa a la final.

“Tengo mucha información de Nadal, necesito ser agresivo porque jugamos en césped”.

Roger Federer quiere seguir haciendo historia.



En la otra semifinal, el favorito es el serbio Novak Djokovic, el número uno del mundo, pero el español Roberto Bautista Agut sueña con seguir escribiendo su historia.

La estadounidense Serena Williams, ex número uno del mundo, le ganó a la checa Barbora Strycova y se clasificó para la final de Wimbledon, donde el sábado definirá el título con la rumana Simona Halep.

Serena venció a Strycova, por 6-1 y 6-2, alcanzó los 98 triunfos en el All England, buscará su título número 24 de Grand Slam y el octavo en el césped de Wimbledon contra Halep, otra ex número uno.

Si lo consigue, la estadounidense alcanzará a la tenista más ganadora de torneos grandes, que fue la australiana Margaret Smith Court, con 24.

Halep eliminó en su semifinal a la ucraniana Elina Svitolina, por 6-1 y 6-3, y jugará su primera final del Abierto de Inglaterra, el tercer Grand Slam de la temporada.

Serena Williams se convertirá mañana en la jugadora más veterana en disputar una final de Wimbledon con 37 años y 291 días, superando a la checa Martina Navratilova, quien la jugó en 1994 con 37 años y 258 días.


Comentarios


Nadal y Federer, un clásico que se renueva en Wimbledon