“Nadie tiene en cuenta el hambre”



Los voceros oficialistas se perfilan como individuos perversos e indecentes al negar la inflación o asegurar que solamente afecta a la clase media alta. Quiere decir entonces que la clase media empobrecida en este gobierno y los paupérrimos no cuentan en Argentina: son faquires. “A matar o morir” fue la lacónica orden presidencial, dirigida a los desorientados congresales K para la aprobación del presupuesto del 2011 que los beneficiaría para seguir haciendo en el país lo que les dé la gana y sin rendir cuentas. Presurosos, adoptaron sus acostumbrados y deplorables procedimientos ofreciendo coimas a los opositores, con dineros del pueblo. Mientras, la crispación social aumenta y la pobreza sigue avanzando en las provincias norteñas. Nadie tiene en cuenta el hambre de niños que siguen desnutridos. ¡Dije “hambre”! Tampoco escuchan a una fluida cadena de ciudadanos. Alba Cuozzo DNI 11.708.448 Tucumán

Alba Cuozzo DNI 11.708.448 Tucumán


Comentarios


“Nadie tiene en cuenta el hambre”