Levantó polémica el viaje a Italia de Nadina Díaz

Santagati, adjunta en el organismo de control, dijo que no fue notificada de la salida del país y marcó diferencias: “Yo estoy acá, todos los días trabajando”.





Sonriente, las fotos la muestran en un palacio italiano, aplaudida por autoridades de la región de Reggio Calabria. Junto a esas imágenes, la información publicada en Facebook por los organizadores de la actividad indica que firmó acuerdos con el alcalde de Belvedere y con el ministro de Educación de Kurdistán, en su calidad de defensora del Pueblo de Río Negro. Pero aquí, a 12.000 kilómetros del verano europeo, pocos saben qué hace Nadina Díaz en el Viejo Continente.

Y sobre todo, quién pagó la visita en la que cumplió esa supuesta representación institucional. Ni siquiera la defensora adjunta, Adriana Santagati, sabe qué hace Díaz en Italia, porque no hubo resolución oficial que explicara el ausentismo.

Las fotos de la defensora aparecen en el sitio de Pitagora Mundus – Scuola di Lingua e Cultura Italiana en Facebook. Allí detallaron el 9 de julio que en el Palacio Spinelli, sede del rectorado de la Universidad Mediterránea de Reggio Calabria se produjo el encuentro, con posterior firma de los acuerdos, entre Iscapi (Istituto Calabrese di Politiche Internazionali), Enrico Granata (alcalde de Belvedere Marittimo), Nadina Díaz (defensora del pueblo de Río Negro) y Amanj K. Meerawdali (ministro de Educación en Kurdistán).

La abogada rionegrina aparece en otras fotos junto a un nutrido contingente, por caso en la presentación del programa de escuela de verano julio 2016. Allí también estuvo en la mesa principal.

“Yo, cumpliendo tareas”

En Viedma, la co-defensora Santagati dijo desconocer dónde estaba la defensora. “No fui notificada de nada”, explicó ayer a la mañana a “Río Negro”. Estaba en su oficina aunque el órgano de control está de receso –enmarcado en el régimen del Poder Legislativo– y cumple con guardias mínimas. “Estoy cumpliendo con las tareas asignadas por la Legislatura”, dijo Santagati, despegándose de la ausencia ajena.

La segunda de la Defensoría afirmó que se enteró de la presencia de Díaz en Italia por un llamado de un periodista (Daniel Ferrer de RN24). No sabía nada y no hay registro de actividades. Contó que es una colaboradora pero aclaró que la delegación de funciones corresponde a la defensora. Mencionó que el artículo N°42 de la ley 2.756 precisa que la titular “podrá delegar funciones”. Aún así, ese apartado después completa que la Adjunta sustituirá a la Defensora “en el ejercicio de las mismas en los supuestos de ausencia, inhabilidad temporal o vacancia”.

Más allá de las formalidades, la relación de Díaz y Santagati está estropeada. Las diferencias se expusieron rápidamente cuando ambas asumieron y no coincidieron en el armado de la estructura de funcionarios en la Defensoría.

Actualmente Santagati no aborda esa situación y, en cambio responde que mantienen una relación institucional. “Yo estoy acá, todos los días trabajando”, insistió.

La ley 2756, que rige el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo, establece en su artículo 42 que el adjunto sustituye al titular en caso de ausencia.

Datos

La ley 2756, que rige el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo, establece en su artículo 42 que el adjunto sustituye al titular en caso de ausencia.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Levantó polémica el viaje a Italia de Nadina Díaz