Negó haber tirado a su hermana de la silla de ruedas

Ayer fue indagada la mujer sospechada de haber provocado la caída de su hermana que quedó tirada en el piso y murió.





Judiciales

Negó haber tirado de la silla de ruedas a su hermana que luego murió tirada en el piso. Así lo aseguró ayer ante el juez penal Carlos Mussi, al declarar en calidad de indagada María Teresa Sanz de 64 años.

Según se supo, el informe de la autopsia señaló que la víctima presentó un golpe en la frente compatible con la caída de la silla pero no causante de la muerte que fue provocada por una insuficiencia cardíaca. No obstante el fiscal de la causa, Juan Pedro Puntel, no descartó un posible envenenamiento y presentó al juez un pedido para la realización de estudios histopatológicos en la víctima para profundizar la investigación.

Tras escuchar a Sanz, el juez Mussi que subrogó a Favio Igoldi en la indagatoria dispuso la libertad de la mujer con intervención del área de la Tercera Edad de la provincia bajo medidas restrictivas, como no regresar a la vivienda del barrio Los Maestros que compartía con su mamá de 99 años y su hermana fallecida de 67. Tampoco podrá acercarse a su madre, bajo apercibimiento de ser detenida en el caso de no cumplir con estas medidas judiciales.

Sanz fue indagada por el delito de “abandono agravado de persona”, teniendo en cuenta que su hermana cayó de la silla de ruedas y quedó tirada en el piso un tiempo suficiente como para sufrir una insuficiencia cardíaca y morir.

En su declaración la mujer de aspecto delgado negó haber tirado a su hermana y habría explicado que cayó porque se le trabó la silla de ruedas. En cuanto al auxilio prestado ante esa situación habría señalado que por razones de peso no pudo levantarla y que además debía atender a su madre. Habría señalado que salió a buscar ayuda a vecinos pero cuando regresó su hermana ya había fallecido.

La madre de las dos hermanas permanece internada en el hospital Zatti donde se recupera del tremendo shock emocional padecido, teniendo en cuenta que la mujer se encontraba en la vivienda en el momento de la caída y su fragilidad nada le habría permitido hacer. Además la anciana presentaba lesiones leves que requirió que una ambulancia del hospital local la atendiera en su domicilio horas antes del hecho. También habría presentado lesiones de vieja data.

En tanto María Teresa quedó a cargo de familiares y de Promoción Familiar hasta que sea resuelta su situación procesal. En la tarde del martes fue denunciado este hecho al perder la vida en el piso de su dormitorio María Gloria Sanz de 67 años.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Seguí Leyendo

Negó haber tirado a su hermana de la silla de ruedas