Negó la existencia de su hijo varón

Actualizado a las 10:50

Buenos Aires (Télam).- El astro Diego Armando Maradona obvió anoche la existencia del hijo que le atribuyó la justicia italiana, Diego Armando Jr, al decir que su sobrino Thiago «es el hijo varón que no tuve ni tengo». Durante la emisión de su programa «La noche del Diez», que se emite por Canal 13, Maradona proyectó un video con la imagen de su sobrino Thiago, el hijo varón de su hermano Hugo, 'el Turco'.

El hermano de Maradona, nacido en 1969, quien jugara al fútbol en Argentinos Juniors; Ascoli de Italia, y Avispa Fukuoka Consadole Sapporo de Japón, está radicado en Miami, Estados Unidos donde fue entrenador del equipo de Puero Rico Isladners, de la Major League Soccer (MLS). Su hijo, Thiago, un símpático niño que acompañó a Diego Maradona durante la gira que Boca hizo por Holanda, y estuvo al lado del crack durante casi un mes, le envió un emocionante mensaje a su tío en el que le dijo que «me gustaría jugar al fútbol como vos y cuidar a mis hermanas como vos lo hiciste».

Al finalizar el video, Diego, visiblemente emocionado dijo que el video era «muy fuerte» porque para él su sobrino era «el hijo varón que no tuve, ni tengo», aclaró. De esta manera, Maradona 'sublimó' la existencia del hijo napolitano, nacido el 20 de septiembre de 1986 y cuya paternidad le atribuyó la justicia italiana después de una causa iniciada por su madre, Cristina Sinagra.

Diego Armando Jr, que también juega al fútbol, se inició en las divisiones juveniles del Napoli, el mismo club donde Maradona briló desde 1984 a 1991. Después pasó al Genoa y el año pasado se lesiónó en una rodilla cuando jugaba para el Cervia, en un un reality show televisivo sobre las alternativas de este equipo de fútbol que milita en la zona B del torneo de Excelencia, una división de ascenso.

El muchacho tuvo su primer y único encuentro con su padre, hace dos años, en mayo del 2003, en las afueras de Roma, cuando se introdujo clandestinamente en un campo de golf de Fiuggi y sorprendió al astro. Tras una larga charla, a solas, ambos quedaron volver a encontrarse, según relató el mismo chico, algo que hasta ahora no se concretó.

Inclusive, durante la última visita que Diego hizo a varias ciudades de Italia, Diego no tuvo ningún encuentro con su hijo napolitano que estaba de vacaciones con su novia. Con las manifestaciones de Diego de ayer, y su evidente acercamiento a su ex esposa Claudia, y madre de sus hijas Dalma y Gianinna, quedan desbaratadas las especulaciones, surgidas en cronistas del especáculo, acerca de que el crack podría invitar próximamente al muchacho a su programa de televisión.

Notas asociadas: Todos volvieron a hablar del programa del «10»


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora