Negocios son negocios

Ganó Ortelli, pero Ponce de León terminó tercero y acaricia el título.



Después de dos años y tres meses Guillermo Ortelli volvió a ganar una competencia de TC 2000. En el autódromo de Concordia, al comando de un Peugeot 307 del equipo dirigido por Edgardo Fernández, volvió a subirse a lo más alto del podio. Pero más allá del grito postergado del piloto de Salto, el gran negocio lo hizo Gabriel Ponce de León, que con la calculadora en mano, se quedó con el tercer lugar y acaricia el titulo de campeón. Bien podría decirse que después de ver las series clasificatorias que iniciaron la actividad de ayer, no iba a haber sorpresas, y que la aburrida y monótona competencia estaba dentro de lo previsto. Ortelli tomó la punta en la largada misma ganándole la pulseada a Gabriel Ponce de León, a quien en ese importante momento le pesaron los 100 kilos de lastre que carga su Ford Focus, y a Norberto Fontana, el otro hombre que aparecía como candidato. A partir de ahí se acabó la carrera, porque en un circuito corto y trabado como el de Concordia sólo un error conductivo, o una falla mecánica, podían impedir que Ortelli volviera a ganar en el TC 2000. Y como nada de eso sucedió, los resultados están a la vista. ¿Los rivales? Fontana volvió a contar con un muy buen auto, pero su Toyota estuvo un escalón por debajo del Peugeot de Ortelli y por eso, a pesar de quedar visualmente muy cerca del ganador, debió conformarse con el segundo lugar; mientras que Ponce de León corrió pensando en el campeonato (en el cual ya no tendrá como inmediato perseguidor a Emiliano Spataro, quien ayer abandonó) y por eso se aseguró el tercer escalón del podio. El espectáculo, entonces, poco tuvo de espectáculo. algo para rescatar fue la remontada final de Diego Aventín que le permitió acceder a la quinta posición y convertirse así en el nuevo segundo del torneo. A pesar que los números abren quiméricas chances, el campeonato ya está liquidado, sólo falta que Ponce de León de el golpe de gracia y para eso sólo habrá que esperar 21 días, cuando el TC 2000 baje al autódromo “Oscar Alfredo Gálvez” para correr los “200 Kilómetros de Buenos Aires”. (DyN)

VOCES

Nunca es tarde

Guillermo Ortelli reconoció que el triunfo conseguido ayer en Concordia tiene un sabor especial porque tanto él como su equipo venían luchando desde hacía rato por conseguirlo. “Este triunfo es del equipo. Ellos me dieron un auto equilibrado que me permitió ir siempre para adelante”, expresó Ortelli al finalizar la competencia. Este fue el sexto triunfo del piloto de Salto en el TC 2000, pero el primero que consigue desde el 6 de julio de 2003, cuando ganó la competencia corrida en Oberá, Misiones. Tuvieron que pasar dos años y tres meses para que nuevamente pudiera bañarse en champagne. “Hace mucho que veníamos trabajando y luchando para esto y acá en Concordia por fin pudimos redondear un fin de semana excelente”, agregó el vencedor, quien justamente es mencionado como uno de los candaditos a integrar el equipo oficial Ford la próxima temporada.


Comentarios


Negocios son negocios