Nené D’Inzeo descubre habitantes de laberintos

Creatividad, mitología y erotismo fueron los temas desarrollados por la escritora Nené D’Inzeo durante las charlas que brindó a los barilochenses en un nuevo espacio literario. Directora de una editorial y un periódico, evaluó las posibilidades de publicación de nuevos autores, quienes en general no cuentan con el apoyo de las grandes casas editoriales en la Argentina hoy en día, y rescató la unión como posibilidad de ampliar horizontes.



SAN CARLOS DE BARILO-CHE (AB).- “Los mitos adheridos al subconsciente actúan a nuestro alrededor manejando nuestro destino. De ello, los diferentes planos y lenguajes en que se desarrolla la acción, donde nada es realidad y todo puede serlo”. Así introduce al lector a “Los habitantes del laberinto” la escritora Nené D'Inzeo.

A su juicio, el hecho de compartir experiencias contribuye a enfrentar el “estancamiento espiritual” porque “el artista que no superó su ego no es artista”.

“Hay que salir al encuentro de quien logró mejores creaciones. ¿Cómo lo lográs si estás mirándote el ombligo y pensando que tu nombre suene?”, inquirió.

“Yo, Minotauro”, “Las marionetas vuelven de la guerra” y “Los habitantes…” son algunos de sus títulos reeditados a los que el público local tuvo oportunidad de acceder durante las reuniones.

Tuvieron lugar en el recientemente inaugurado “Rincón literario” de Tante Frida donde pueden ser seleccionados y adquiridos diversos libros contando con asesoramiento especializado.

De visita en esta ciudad, Nené D'Inzeo ofreció charlas sobre la construcción de formas y espacios, mitología, erotismo en la literatura y nuevos paradigmas en creatividad.

D'Inzeo es fundadora y directora de Ediciones Tu Llave, del periódico “Atrévete” y profesora de los talleres literarios del Museo Histórico Sarmiento de la ciudad de Buenos Aires.

Actualmente en Buenos Aires “están avivando mi obra -novela, ensayo y poesía-, redescubriéndola, como pasa siempre, para después olvidarla…”.

La primera de sus novelas, “Zigzag de marionetas”, fue editada en 1975.

Luego siguieron “Zigzag”, “La marioneta de la paz”, “Las marionetas…”, “He buscado la paz” (poesía), “Los habitantes…” (novela), “Alfonsina y los miedos”, “Noemí Vergara de Bietti”, “Presencia viva” (ensayos), “Aceptación de la locura”, “Yo, minotauro” (poesías), “La princesa Siempreríe” (cuentos para niños) y “Un instante de eternidad” (poesía).

Directora de una editorial y un periódico, sostiene que los parámetros para evaluar la producción literaria en el país dependen de “qué se considera actividad literaria y qué, arte. Si hablamos de nombres instalados podemos decir que hay una muy buena venta, si hablamos de arte el tema es mucho más complejo. Podemos decir que están ignorados casi todos los talentos que tenemos porque no tienen cabida”.

Esto es lo que la anima a recorrer el país intentando reunirlos “porque individualmente no podemos hacer nada. Aunque no quiero dar nombres, lo que va quedando no es arte”.

Las editoriales “no brindan posibilidades” y los costos son elevados por eso “la mayoría de la gente está editando en Chile o Uruguay o en imprentas que no le sirven al autor que necesita al menos estar respaldado con un prestigio de seriedad”.

Es posible acceder a editoriales chicas pero las grandes “no editan material de gente nueva, hay que hacer el camino como todos”.

“La gran mayoría de las editoriales ni siquiera leen el material, pasan su presupuesto. Existen intereses creados serios que representan un fraude que atenta contra los sueños de escritores y otros artistas”, consideró.

D'Inzeo conoció esta ciudad hace unos veinte años y dice no conocer la obra de los autores locales.

Sin embargo, dijo estar interesada en tomar contacto con ellos para incluir algunos trabajos o colaboraciones en el periódico “Atrévete” para el que “no tenemos presupuesto pero estamos empeñados en recuperar lo que tenemos”.

“Además de todo lo que tenemos en el país también fuimos bendecidos por Dios con el talento”, sostuvo la escritora y editora.

El erotismo y la mitología como ejes

Sin estar basados en una temática exclusiva “todos mis libros de poemas comienzan con una parte social o testimonial para encarar luego lo erótico, lo amatorio, para intentar una trascendencia”. Evidentemente “a través de los años van cambiando las visiones y afirmándose los caminos, pero en mi obra siempre está presente esta secuencia”, definió Nené D'Inzeo.

Su poesía contiene estilos diversos. “Hay poesía clásica, menos sonetos que no hago por respeto, creo que lo han hecho tan bien, que para qué lo voy a destruir yo”. También redondillas y poesía “mucho más hermética y simple en el lenguaje. En realidad es como soy yo. Trato que a través de mi obra haya un todo y en mi vida también”.

Erotismo y mitología parecen ser ejes de su creación. “Como docente, manejo temas diversos y escribo mucho sobre mitología griega relacionándolos con la actualidad”.

En cuanto al erotismo, “es fundamental el olvido en el que se lo tiene. Está absolutamente ligado a mi obra e intento cambiar la mentalidad al respecto”.

Esto “no tiene nada de vanidad sino que es un aporte que por mínimo e insignificante que sea puede servir a alguien”, sostuvo.

El erotismo “está abandonado no sólo en la literatura sino en la vida. No existe, nuestro siglo se caracteriza por falta total de erotismo, por eso han proliferado las cosas externas, porque el hombre dejó de ser erótico”.

Al respecto “hay una visión dormida, de mucho miedo. Confunde. Inmediatamente me preguntan si soy sexóloga. Desde luego que hablo del tema desde mi visión, que es refutable y rebatible por los cuatro costados y me encanta que así sea. Ojalá pueda suscitar esto”. (AB)


Comentarios


Nené D’Inzeo descubre habitantes de laberintos