Neonazis alemanes son menos populares, pero más violentos

El gobierno alemán se mostró ayer muy preocupado por el grado de violencia que están exhibiendo los militantes de ultraderecha. Aumentó el índice de ataques y asesinatos a extranjeros. Se conectan mejor gracias a Internet. Piden mayor participación de la sociedad.



Berlín (dpa-Reuters) – La extrema derecha alemana es cada vez más violenta. Así lo destacaron ayer las autoridades alemanas en la presentación del informe anual del espionaje interno en Berlín, en el que se reflejan tres asesinatos y otros trece intentos de asesinato perpetrados por los ultras.

El número de agresiones, la mitad de ellos contra extranjeros, subió en 1999 en un 6% con respecto al año anterior y alcanzó los 764 casos, que arrojaron un saldo de 630 heridos.

De 1996 a 1998, la “Oficina Federal para la Protección de la Constitución” (Verfassungsschutz) no había registrado ningún asesinato perpetrado por neonazis.

Según las cifras ofrecidas ayer por la “BfV”, la cifra global de ultras organizados bajó en 2.200 para situarse en 51.400 personas, pero el núcleo duro de radicales propicios al uso de la violencia subió en un 10% para rondar los 9.000.

El ministro del Interior alemán, Otto Schily, declaró: “El uso de la violencia es aprobado con cada vez más frecuencia”.

Schily informó también de que las autoridades alemanas han confiscado repetidamente armas a los ultras. No obstante, el contraespionaje alemán destaca que no existen “estructuras terroristas ni un concepto político para una lucha armada de extremistas de derecha”. Schily advirtió, sin embargo, que sería un error “subestimar las amenazas potenciales, que en parte son latentes y pueden activarse de golpe”.

El espionaje interno registró también que los neonazis están recurriendo cada vez más a la tecnología moderna para eludir los controles del estado, como en el caso de la música “skin”, que se ofrece a través de “Internet” por el formato MP3, en vista de los golpes que han asestado las autoridades al comercio “tradicional” con estos productos.

En 1999, existían al menos 330 “páginas web” de contenido marcadamente racista y antisemita, frente a las 200 del año anterior.

Las autoridades alemanas consideran probable que los neonazis abran sus portales de “Internet” en mayor medida en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, donde las leyes acerca de publicaciones de contenido neonazi son más flexibles que en Alemania.

En lo que se refiere a la extrema derecha organizada en partidos políticos, el informe reseña la debilidad de agrupaciones como los “Republicanos”, el Partido Nacionaldemocrático (NPD) o la Unión del Pueblo Alemán (DVU), que en décadas pasadas llegaron a tener éxitos en comicios regionales. La debilidad se debe a la deserción de militantes y pugnas internas, que ha llevado a la fundación de nuevos grupúsculos.

Un llamado a la sociedad

El gobierno alemán pidió además a la población combatir las actitudes de extrema derecha en la sociedad, ya que -afirmó Schilly- la policía y demás autoridades no pueden contrarrestar esas actitudes solos.

Al mismo tiempo, señaló que la lucha contra la extrema derecha “no puede limitarse a métodos policiales”. “Los padres de familia, profesores, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, todos los ciudadanos deben combatir el latente y explícito extremismo de derecha, donde lo encuentren””, dijo el ministro . Según Schily, es necesario que la sociedad “desarrolle una postura que supere la indiferencia” frente al fenómeno de la extrema derecha.


Comentarios


Neonazis alemanes son menos populares, pero más violentos