Nervios y contradicciones por el acuerdo secreto

El acuerdo para diseñar una salida "conveniente" a la empresa titular de los casinos de Las Grutas, El Faro y Cipolletti fue negado por el gobernador y por el titular de Lotería, Miguel Irigoyen. El mandatario se ofuscó e interrumpió un diálogo telefónico con "Río Negro" cuando se le hizo notar que no era cierto que no se hubiera reunido con el empresario del juego chubutense Ricardo Benedicto, quien admitió a este medio haber cenado con el mandatario e Irigoyen.



Estrechas relaciones

(Infograma)

Facsímil:

En el facsímil se ve uno de los cheques rechazados y, al pie, la firma de Scalesa, Irigoyen y Ferrari.

El ministro Jouliá junto con Ferrari, cuando se firmó el contrato para los casinos de Cipolletti, Las Grutas y El Cóndor.
Tanto el gobernador Pablo Verani como el interventor de Lotería, Miguel Irigoyen, incurrieron en contradicciones y falsedades cuando se les consultó acerca de las reuniones mantenidas con Carlos Isidoro "Cacho" Ferrari, titular de la firma incumplidora "amiga" del gobierno, Casinos Río Negro, en las cuales se pactó una rescisión "conveniente" para funcionarios y empresarios y "cómoda" para la empresa, en lugar de un castigo tras seis años de incumplimientos.

En cuanto a la otra grave revelación efectuada ayer por "Río Negro", Irigoyen negó haber cobrado mensualmente sumas de la empresa Tecno Acción, subcontratista privada de la estatal Altec.

A Verani no fue posible preguntarle sobre este tema ya que, ofuscado, cortó la comunicación telefónica antes de poder llegar a ese punto del diálogo. El gobernador decidió poner fin al diálogo cuando se le hizo notar que no era cierto que no se hubiera reunido con el empresario de Comodoro Rivadavia Ricardo Benedicto, ya que éste confirmó con detalles el asado que compartieron en marzo en su stud de Palermo y del que participó también Irigoyen.

En cuanto al controvertido empresario Carlos "Cacho" Ferrari, quien se había comprometido a conceder hoy en Roca una entrevista con una periodista de "Río Negro", no se presentó.

Como parte del encuentro de intereses entre funcionarios y empresarios del juego, el 20 y 21 de marzo en el hotel Posta Carretas se reunieron Verani, Irigoyen y Ferrari, tres partes interesadas, quienes avanzaron en los detalles del pacto para posibilitar una "salida de emergencia" a Casinos Río Negro, que fuera conveniente a funcionarios y a empresarios. Ricardo Benedicto, de Casino Club, también participó de un encuentro el mismo día con el gobernador Verani y con Irigoyen, reunión de la que él mismo brindó detalles. Fue una cena, y también fue Irigoyen.

El acuerdo, todavía inconcluso, fue presentado ayer por el gobernador como una rescisión sancionatoria ante el incumplimiento de la firma que tiene la concesión de los casinos de Las Grutas, Cipolletti y Las Grutas, lo que dista mucho de ser la verdad.

El propio Ferrari se jacta de que debió pagar por anticipado un millón de pesos de coima para asegurarse que la licitación sería para él, y de colaborar para que los mismos dos funcionarios que acordaron con él aquel contrato se hicieran mensualmente de 50.000 pesos en efectivo de una "cometa" correspondiente a otra empresa y que él, por gentileza, les facilitaba el cobro de cheques al portador y les entregaba el efectivo. Esto, hasta que el "corralito" se los impidió en diciembre pasado.

Irigoyen recibió a este medio el martes en su despacho y, pese a la discreción propia de toda pesquisa, conocía ya la investigación periodística que preparaba "Río Negro". Y tenía "casualmente" -según el definió- sobre su escritorio la elevación a Fiscalía de Estado y al Ministerio de Economía en la que alienta rescindir el contrato que une a su organismo con Casinos de Río Negro -la empresa de Carlos "Cacho" Ferrari- por incumplimientos de varios puntos exigidos por el pliego.

Verani también buscó ayer dar la idea de que actuaba en defensa de los intereses públicos: "He dado instrucciones de mandarla a rescisión, por incumplimiento... Hace una semana, y en la reunión que se hizo estuvo el ministro Coordinador, el fiscal de Estado, Irigoyen y yo, antes de irme a Mendoza para que se rescinda y se vea el procedimiento a seguir, como corresponda", expresó al ser consultado por "Río Negro".

Luego se ofuscaría. Fue cuando se le consultó acerca del encuentro que, días atrás, mantuvo con Ferrari y con Irigoyen para arreglar los detalles de esta salida acordada y "conveniente", que se complementaría con otro acto privado: La empresa Casinos del Sur -también incumplidora y titular del casino de Bariloche- analiza el borrador de un acuerdo particular que firmaría con Casino Club -la firma de Ricardo Benedicto, de Comodoro Rivadavia- para transferirle a ésta el gerenciamiento de los casinos que deje vacantes Ferrari.

Ferrari, quien tiene intereses comunes con Benedicto en Santa Cruz, donde opera también máquinas tragamonedas, seguiría, en fin, al frente del negocio que supuestamente le habrá sido arrebatado como sanción por funcionarios a raíz de sus constantes faltas al convenio.

Los incumplimientos no son nuevos. Casinos de Río Negro no ha pagado el canon en forma, ni hizo las obras exigidas en el pliego. Además, durante estos años ha virtualmente "bicicleteado" al Estado con cheques sin fondos o denunciados por ella misma como robados. Y la sumisa tolerancia de los funcionarios sólo puede comprenderse a la luz de acuerdos previos. (Ver aparte)

Reunión en Posta Carretas

Irigoyen se aloja habitualmente en el hotel Posta Carretas, de Esmeralda 726 del microcentro porteño, sede frecuente de encuentros y reuniones. Tan buenos clientes son allí los funcionarios rionegrinos que hasta tienen descuento en la tarifa de alojamiento, como lo hace saber la amable empleada de la recepción.

El ex convencional y dueño del canal de cable de San Antonio Oeste sucedió en Lotería a Antonio Tromer, quien había adjudicado el casino de Bariloche a Casinos del Sur (los dueños del Panamericano) y las salas de Las Grutas, Cipolletti y El Cóndor a Casinos de Río Negro (Ferrari). Tromer fue también quien firmó el contrato para que Altec, en sociedad con Tecno Acción, desarrollara la tecnología para automatizar las apuestas de quiniela y de carreras de caballos. Esa empresa sería la emisora de los cheques al portador cuyo dinero en efectivo -cobrado con la colaboración de la que alardea Ferrari- habría sido entregado al gobernador Verani y a Miguel Irigoyen.

Los dos temas fueron abordados durante el diálogo entre un periodista de "Río Negro" e Irigoyen, cuyos aspectos centrales se reproducen a continuación:

Contradicciones y enojos

El 20 y 21 de marzo, Ud. y Verani se reunieron en el hotel Posta Carretas con Carlos Ferrari de Varsa y Benedicto de Casino Club.

- Irigoyen.: Es mentira. Jamás estuve con Verani en Posta Carretas.

- ¿La reunión se hizo sin Verani?

- M.I.: No..

- ¿Pero, conoce a Benedicto?

- M.I.: Sí, lo conozco porque Benedicto es uno de los más reconocidos en el país por su empresa Casino club.

- Usted dice que Verani no estuvo en Posta Carretas pero ¿se reunió en otro lugar con Benedicto de Casino Club?

- M.I.: No lo sé. Pero Verani sabe todo por mí de lo que pasa en Lotería, y para mí este lugar es todo un reconocimiento...

En ese punto de la charla, Irigoyen aseguró no saber si Verani se reunió con Benedicto. No obstante, el propio Ricardo Benedicto dijo a "Río Negro" que sí se reunió con el gobernador Verani y con Irigoyen. "Los invité a cenar en mi stud de Palermo. El gobernador me debía esa visita desde hace tiempo. También estaba Irigoyen", expresó el empresario de Comodoro Rivadavia. Sobre el contenido del diálogo, fue cauto: "hablamos de caballos", dijo.

Pero el diálogo entre el periodista e Irigoyen continuó:

- Benedicto habría aceptado quedarse con los casinos de Las Grutas, El Cóndor y Cipolletti porque Casinos del Sur renunciaría a su prioridad.

- M.I.: No es cierto. Si se cae, automáticamente pasa a Casinos del Sur. Yo no sé la situación real y económica de Casinos del Sur. Es cierto que Casino Club -como otros- están interesados en los juegos de Río Negro.

- ¿Por qué usted garantiza que Casinos del Sur -a cargo de Bariloche- aceptaría la concesión de los otros casinos?

- M.I.: Lotería le envió una nota ante la eventual rescisión de Casinos Río Negro y la empresa se mostró dispuesta a utilizar esa prioridad de concesión.


Comentarios


Nervios y contradicciones por el acuerdo secreto