Neuquén, a la miseria por la campaña y el otoño

La ciudad sufrió los efectos de la acción combinada de las pintadas y volantes de los partidos que compulsan en el comicio de hoy con el viento patagónico, que sembró de hojas las veredas.





#

Para colmo de males, está descontado que cuando se conozca el resultado de hoy habrá más basura por los festejos.

NEUQUEN (AN).- Las pintadas y volantes no respetan plazas, papeleros, respaldos de asientos, postes de luz ni paredes públicas y privadas. La ciudad está enchastrada.

Encima, la naturaleza tampoco contribuye: no hay espacio público donde los papelitos de los partidos políticos no estén entremezclados con las hojas de los árboles desgajadas por los fuertes vientos del otoño patagónico.

Los trabajadores de CLIBA la empresa concesionaria de la limpieza urbana limpian las calles pero no dan abasto, porque los volantes y las boletas de los candidatos a gobernador, vive y legisladores se multiplicaban ayer como hongos pese a la veda electoral.

Esta situación no mejorará sustancialmente hasta noviembre, a la vista de que los partidos políticos proseguirán en campaña en procura de la intendencia más importante de la provincia.

Es conocida la pretensión del partido provincial de recuperar este municipio que se encuentra bajo el signo radical desde los últimos ocho años.

Con la complicidad del viento, una mezcla de papeles y hojas otoñales se arremolinó sobre las carpas y tráileres donde hasta hace muy poco las fuerzas políticas publicitaban a sus candidatos como el mejor producto del mercado, acentuando la sensación de suciedad y desprolijidad urbana.

Si algo le faltaba a esta postal, las gigantografías con las imágenes de los candidatos a gobernador y vice de los partidos mayoritarios ubicados en los ingresos a la ciudad fueron en los últimos días blanco de operadores clandestinos armados con bombas de pintura.

Una vez más el costo de la limpieza blanqueada de paredones, elementos de higiene y horas hombre recaerá sobre los vecinos, pues no hay ley que obligue a los partidos políticos responsables de la suciedad a limpiar lo que ensuciaron como tampoco hay norma que prevea la aplicación de multas factibles de ser cobradas.

Todos los intentos conocidos para ponerle cascabel al gato fueron cajoneados en el Concejo Deliberante.

Está descontado que hoy a la noche, cuando se haya conocido finalmente el resultado provisorio del escrutinio, los ganadores saldrán a la calle y sumarán lo suyo tirando papeles y volantes en la ciudad.


Comentarios


Neuquén, a la miseria por la campaña y el otoño