Neuquén: caos por avión averiado y demora de horas

Llegó con más de 4 horas de retraso. Bronca de pasajeros



#

El vuelo debía llegar a Neuquén a las 16:30 pero recién lo hizo a las 20.

NEUQUEN (AN) – El atraso de un vuelo y la salida de servicio de un avión de Aerolíneas Argentinas provocó ayer un verdadero caos en el aeropuerto de Neuquén. Hubo gente que amenazó con armar un piquete en la sala de embarque si se les daba prioridad a los pasajeros del vuelo siguiente y conatos de agresión en el mostrador de la empresa que afortunadamente no llegaron a mayores. Lo cierto es que anoche un mundo de gente deambulaba por las instalaciones de la estación aérea haciendo tiempo, buscando información, cotejando horarios y avisando a familiares, mientras una máquina de Aerolíneas permanecía en la plataforma ubicada frente al edificio del aeropuerto.

Los problemas comenzaron temprano. A las 16:30 debía llegar un vuelo desde Buenos Aires que regresaría con los pasajeros de Neuquén del servicio de las 17. Pero la máquina llegó a las 20.

Hasta ese momento, a quienes están acostumbrados a estas reprogramaciones de vuelos no les pareció extraño tener que esperar tanto tiempo. El problema fue que el piloto del avión decidió no regresar a Buenos Aires por “problemas técnicos”, según las explicaciones de los empleados de mostrador. Aparentemente, el inconveniente estaba dado en que la antena de la máquina tocaba con un ala, pero ello no pudo ser confirmado de manera oficial.

Mientras el avión estaba estacionado en la plataforma y el hall del aeropuerto comenzaba a colmarse de gente con boletos para vuelos siguientes, los pasajeros del avión con “problemas técnicos” comenzaron a reclamar datos certeros sobre la hora que partirían hacia la ciudad adonde deberían haber estado cinco horas antes.

Les dijeron que pronto saldría de la Capital Federal un refuerzo que vendría a buscarlos, pero que como los servicios del resto de la noche no habían sido reprogramados, saldrían primero los pasajeros que llegaron después al aeropuerto.

 

Un piquete

 

Fue entonces que se escuchó: “vamos a hacer un piquete para que no salga nadie antes que nosotros”, con la idea de copar el sector de embarque. “Te vamos a quemar el mostrador”, recibió como amenaza otro empleado de Aerolíneas.

Hacia las 21:30 dieron la información de que los pasajeros del vuelo de las 17 partirían cerca de las 22 y que se irían reprogramando los otros servicios de manera que el último del día saldría de Neuquén a la 1:30 de la madrugada.

Entre los indignados pasajeros había de todo: desde gente de vacaciones hasta gerentes de empresas. La indignación los unificaba. “Río Negro” difundió a principios de este mes que más de la mitad de los 42 aviones que forman la flota de Aerolíneas Argentinas está parado por cuestiones técnicas.


Comentarios


Neuquén: caos por avión averiado y demora de horas