Neuquén duplicó en 6 años las hectáreas cultivadas

Viñedos, frutas de carozo y horticultura fueron los motores del crecimiento. Sin contar los créditos a bodegueros, se repartieron 350 millones de pesos.



#

Las actividades agrarias no superan el 1% del Producto Bruto Geográfico. El 60% de la tierra de la provincia aún es fiscal.

NEUQUEN (AN).- La superficie de Neuquén bajo producción se duplicó en el transcurso de los últimos seis años y superó la barrera de las 13 mil hectáreas en explotación. Los viñedos, la horticultura y la fruta de carozo se transformaron en el motor de este aumento que tuvo apoyo crediticio y subsidios del orden de los 350 millones de pesos, sin contar la exclusiva línea de préstamos para viñedos y bodegas de El Chañar por 120 millones de pesos.

El incremento de la superficie plantada no gravitó en la mano de obra. El sector agropecuario representa el 5% del trabajo en la provincia, mientras que el Estado sigue siendo en el gran empleador.

La nueva radiografía de la superficie productiva se desprende de un informe elaborado por el ministerio de Producción y Turismo que comprende el período 2000-2006.

De 6.500 hectáreas que en su mayoría contenían manzanas y peras en el año 2000, la superficie creció a 13.300

hectáreas en 2006 y con una variedad de cultivos que marcó una fuerte diversificación.De acuerdo al informe, de las 4.000 hectáreas de manzanos, 2.000 de perales y 500 de otros cultivos que había, se pasó a 5.000 de manzanos, 2.800 de perales, 2.000 de vid, 1.500 de horticultura, 1.000 de frutales de carozo, 700 de frutas finas, 200 de nogales, y 100 de aromáticas.

"Tanto en manzanos como en perales el crecimiento que hubo fue el natural; pero todo lo demás fue parte de una fuerte diversificación que apuntó a crear un área productiva con alternativas para el mercado regional, nacional e internacional", afirmó a "Río Negro" el ministro de Producción y Turismo Marcelo Fernández Dotzel.

El crecimiento implicó una ampliación del mapa productivo hacia nuevas localidades. A la capital, Plottier, Centenario, El Chañar y Vista Alegre que tienen historia en la explotación de la tierra, se sumaron Picún Leufú, Senillosa, Arroyito, Añelo, Chos Malal y la Cuenca del Río Agrio, todas localidades sin una fuerte tradición en el trabajo del suelo, en gran parte debido a la falta de obras de riego.

En el período que analizó el informe, se aportaron 350 millones de pesos a los productores en créditos, subsidios y ayudas especiales.

Esa cifra no incluye los 120 millones de pesos otorgados por el Iadep -Instituto Autárquico de Desarrollo Produc

tivo- a un reducido grupo de empresarios bodegueros, algunos de ellos vinculados al gobierno provincial, y cuya deuda fue refinanciada el año pasado a plazos mayores a los previstos y con tasas más bajas.

"Con excepción de las bodegas, donde se necesita un tipo de inversión de gran magnitud y una amplia disponibilidad de tierras, el resto la superficie están en manos de pequeños y medianos productores", afirmó Fernández Dotzel.

El funcionario sostuvo además que se comenzó a desarrollar la industria vinculada a los cultivos mediante la instalación de plantas de empaque, conservación y procesadoras.

Sobre el destino de la producción provincial, indicó que la fruta fina en su mayoría ha sido exportada a Europa, Estados Unidos y Brasil, al igual que las hortalizas. Otra parte quedó para el consumo interno.

A futuro quedarán proyectos para desarrollar. En tal sentido el ministro afirmó que "quedará en marcha y en carpeta, proyectos para irrigar 70.500 hectáreas en distintos puntos de la provincia", entre los que mencionó el canal Mari Menuco y el de Cutral Co-Los Barreales. "Todos son proyectos a largo plazo y necesitarán de los próximos gobiernos para estar finalizados", aclaró.


Comentarios


Neuquén duplicó en 6 años las hectáreas cultivadas