Neuquén: el sector Salud pidió la renuncia de Butigué

Marcharon a la misma hora de la celebración por los 110 años de la ciudad.



#

Médicos y trabajadores se manifestaron frente al monumento.

LA REGIÓN

NEUQUÉN (AN).- “Renunciá Butigué, estás destruyendo la Salud Pública”. El grito se elevó por sobre el cordón policial, atravesó el monumento a San Martín y penetró en el acto aniversario por los 110 años de Neuquén, ante los oídos de vecinos y funcionarios. Lo vociferó un médico, de guardapolvo blanco, durante la protesta que el gremio Siprosapune realizó para reclamar una mesa salarial con el gobierno.

El sindicato, al igual que ATE, UCPN y el SEN, ya alcanzó cuatro meses con paros semanales, en reclamo de un espacio de diálogo para rediscutir los salarios de este año. Ayer, en el contexto de una huelga de 48 horas, marcharon por el centro de la ciudad en medio del acto protocolar organizado por el municipio.

Primero se concentraron detrás de las autoridades con bombos y banderas de Siprosapune, luego siguieron camino por la Avenida Argentina y regresaron minutos después para instalarse frente al monumento.

El sonido de la protesta se oyó durante un pasaje del discurso del intendente Horacio Quiroga, pero fue constante y de mayor intensidad durante las palabras del gobernador Jorge Sapag, quien les dedicó cinco intervenciones en su alocución. Los tildó de “minoría del sistema de Salud” y pidió que antepongan el “interés del conjunto sobre el sectorial” para garantizar la paz social. “Es más importante que 30 personas que ya tienen un trabajo y están pidiendo mejorar sus ingresos”, advirtió.

César Dell’Ali, secretario general del sindicato, sostuvo que la movilización estaba programada y coincidió con el festejo, aunque destacó que “es bueno para que la población vea que acá hay un montón de funcionarios hablando sobre el desarrollo de la provincia, cuando tienen una Salud Pública a la que están dejando totalmente de lado y destruyendo paulatinamente”. “Butigué hasta ahora ha hecho lo que sabe hacer: ignorar y disimular los problemas. Múltiples han sido los intentos por lograr un espacio de diálogo, que nunca se da porque hay un ministro que es inexistente”, manifestó.

Durante el tiempo que duró la intervención de los médicos, algunos funcionarios acompañados de militantes intentaron “cubrir” la protesta agrupándose frente a ellos y aplaudiendo los anuncios de Sapag. Sin embargo, los gritos se oyeron.

Además de los reiterados “andate, Butigué”, los médicos le enrostraron “vayan a atenderse a la guardia”.

Finalizado el discurso de Sapag, se retiraron al hospital Castro Rendón, en donde definieron un nuevo paro el martes y miércoles.


Comentarios


Neuquén: el sector Salud pidió la renuncia de Butigué