Neuquén elaborará un plan para reducir riesgos por catástrofes



#

Graciela Oporto, subsecretaria de Planificación Territorial, y Sebastián González, del Copade

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- La provincia de Neuquén se convirtió ayer en la primera jurisdicción del país en sumarse a la convocatoria del gobierno nacional para formular e implementar un plan para reducir los riesgos de desastres y la necesaria adaptación al cambio climático. La experiencia originada por la erupción del volcán Puyehue será presentada en un encuentro internacional como un modelo a seguir. El convenio fue suscripto ayer entre el subsecretario de Planificación y Acción para el Desarrollo de Neuquén (Copade), Sebastián González y la subsecretaria de Planificación Territorial de la Inversión Pública, Graciela Oporto. La adhesión permitirá a la provincia recibir asistencia técnica especializada para determinar los riesgos que afronta cada localidad y sus vulnerabilidades. Previsión y contingencia El objetivo del programa es no sólo prever las acciones a adoptar ante grandes desastres como pueden ser en la provincia las erupciones volcánicas, la actividad sísmica, la rotura de una represa o una inundación, sino también otros más complejos como la sequía que afecta a la actividad productiva neuquina, y los peligros locales como los vinculados con el transporte de cargas peligrosas tanto en camiones como en trenes. “No es casual que seamos los primeros en adherir porque en 2010 se aprobó la ley 2713 que obliga a la provincia y a los municipios a incluir variables de riesgos en sus planificaciones”, indicó González y recordó que hace pocos días se creó la Red Provincial de Riesgos con el fin de elaborar mapas de cada localidad y de la provincia en general sobre los riesgos existentes. Mientras el funcionario explicó que esta iniciativa “implica pasar de una concepción netamente emergencista de los riesgos a considerarlos como una construcción social donde se conjugan fenómenos naturales, sociales y antrópicos”, Oporto destacó que espera que la experiencia neuquina sirva como ejemplo para que más provincias se sumen al programa. La funcionaria señaló la importancia del programa puesto en marcha dado que, precisó, “desde la década del setenta no se realiza un plan integral de riesgos en el país”. Destacó el proyecto encarado por el gobierno neuquino toda vez que el mismo ya cuenta con el apoyo de instituciones de la zona como la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) y la Universidad Nacional del Comahue (UNC) y de los distintos estamentos del estado provincial y municipal para recopilar los conocimientos que, aisladamente, se puedan tener.


Comentarios


Neuquén elaborará un plan para reducir riesgos por catástrofes