Neuquén festejó con el sonido de los bombos

Hubo reclamos durante la ceremonia oficial en el centro. Quiroga rescató el espíritu de los pioneros, Sapag anunció obras.



#

El intendente no aludió a la protesta de los médicos, pero el gobernador sí le dedicó algunos párrafos.

LA REGIÓN

NEUQUÉN (AN).- Con el sonido de bombos y cornetas como “música de fondo” se celebró ayer el acto protocolar por los 110 años de la capitalidad de Neuquén y por el 60 aniversario del monumento al General San Martín. Los médicos que reclaman una mesa salarial marcharon al centro de la ciudad y permanecieron frente al municipio para escuchar los discursos del intendente Horacio Quiroga y del gobernador Jorge Sapag.

El mandatario provincial mencionó a los integrantes de Siprosapune presentes como las voces de la minoría que tiene trabajo, en tanto Quiroga prefirió omitir referencia alguna a la protesta. “No voy a levantar la voz para no tapar la música que viene de las minorías que tienen trabajo y que pueden ejercer el derecho de peticionar a las autoridades. Imagínense los que no tienen trabajo si quieren peticionar a las autoridades”, aseguró el gobernador en medio de su discurso.

Durante dos horas los festejos por un nuevo aniversario inundaron las calles céntricas con la participación de vecinos, la Asociación Sanmartiniana, funcionarios provinciales y municipales, concejales, la reina y rey de adultos mayores y la reina de la ciudad.

“A diferencia de lo ocurrido en otras latitudes de confín, que fueron pobladas por espíritus aventureros, fracasados y desplazados de las ciudades opulentas, los hombres visionarios que realizaron la epopeya civil de los primeros tiempos en Neuquén, los más difíciles y borrascosos, no vinieron impulsados por avideces de pronta fortuna. Los trajo el fervor de una obra que, sabían, sería solo un pedestal para el futuro. Eran de la pasta de los auténticos fundadores de pueblos”, dijo Quiroga citando un fragmento del libro “Para comparar con la actualidad” de Ángel Edelman.

Como regalo para la ciudad, Sapag anunció que con una inversión de 7.000.000 de pesos el gobierno provincial comenzará el próximo año la apertura definitiva de la calle Albardón que pasa detrás del supermercado Coto y del futuro Alto Comahue Shopping. Con este proyecto quedará liberada la circulación de oeste a este, entre Ruta 7 y avenida Argentina.

Sapag también destacó la construcción de la nueva sede del Banco Provincia de Neuquén que demandará una inversión de 150 millones de pesos, la adquisición de un equipo para la determinación de ADN, la instalación de una nueva base del Sistema Integrado de Emergencia de Neuquén y las ya iniciadas construcciones de la colectora central máxima y la ampliación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales Tronador.

Luego de los discurso se realizó la tradicional colocación de ofrendas florales en el monolito fundacional y el minuto de silencio en homenaje a los primeros pobladores.


Comentarios


Neuquén festejó con el sonido de los bombos