Neuquén no tendrá agua si derrocha en las fiestas

El EPAS recomendó a los vecinos de la ciudad que controlen el riego y eviten llenar las piletas de natación. Está pronosticada una ola de calor para los primeros días de enero.



NEUQUÉN (AN).- Las autoridades del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) emitieron ayer un comunicado solicitando a la población que eviten al máximo el derroche de agua a partir de hoy dado que se espera una ola de calor que podría poner en jaque el servicio de agua potable de la ciudad.

Si bien desde el organismo provincial se advirtió que se trata de una medida “preventiva” , precisaron que “es necesario que se ahorre agua el 31 y 1 porque si en esos días baja el nivel de reservas de la ciudad vamos a tener inconvenientes cuando comience la ola de calor”.

De acuerdo al alerta del EPAS se espera que desde este viernes y hasta el próximo lunes las temperaturas permanezcan por sobre los 35 grados con picos de 40 grados.

El pronóstico fue confirmado ayer por el referente del Centro de Pronósticos Patagónicos (Cepropa) y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Fernando Frassetto, quien indicó que “el viernes se espera que la temperatura supere los 36 grados y así continuará en paulatino ascenso, sin vientos y con cielos mayoritariamente despejados, hasta el domingo cuando estimamos que se alcanzaría una máxima de 38 ó 39 grados”.

Atentos a este alerta climático, las autoridades del EPAS solicitaron a los vecinos “un especial cuidado del agua los días previos para que no le falte el agua a ningún neuquino” y se destacó que “se aconseja que el miércoles 31 (por hoy) se suspendan los riegos de parques y jardines, haciendo uso del agua potable solamente para los fines domésticos esenciales”.

Desde el organismo se precisó que hasta el momento la prestación del servicio de agua potable no ha sido crítica como en otros veranos, ya que las obras realizadas en el contexto de la emergencia hídrica del verano pasado incrementaron en un 17% la cantidad de agua que posee la red local.

No obstante, se indicó también que “el gran problema que tenemos es que el 31 y el 1 la gente va a estar en sus casas y en esos días pueden derrochar mucha agua y por eso estamos preocupados porque a partir del día siguiente empieza esta ola de calor”.

Para evitar esto se recordó que el horario de riego dispuesto por la ordenanza 1593/83 va sólo de 7 a 9 y de 21 a 23 , y se instó a los vecinos a no cambiar el agua de las piletas ni piscinas, evitar todo tipo de derroches y sobre todo no regar las calles.

“No se puede decir que va a haber un barrio más afectado que otro porque en realidad todo dependerá de donde se derroche más a menos agua”, precisaron desde el área de Prensa del EPAS, a la vez que instaron a las demás localidades de la región a sumarse a la campaña de uso racional del agua, dado que se indicó que la ola de calor no sólo afectará a la ciudad capital sino a toda la zona de la Confluencia.


Comentarios


Neuquén no tendrá agua si derrocha en las fiestas